«Para evitar enfermedades, la alimentación es el camino»

Sergio Rama, en plena charla sobre alimentación en el hospital de Cabueñes. / LUIS SANTIAGO
Sergio Rama, en plena charla sobre alimentación en el hospital de Cabueñes. / LUIS SANTIAGO

El encargado de la cocina de la Laboral, Sergio Rama, guía el taller sobre nutrición sana en Cabueñes 'Cuídate cocinando' | Recomienda mucha verdura y escasos productos envasados en el acto organizado por la Asociación Contra el Cáncer

MARLA NIETO GIJÓN.

«El cuerpo sabe qué hacer con cada alimento. No vale que solo aporte energía, sino que, además, tienen que nutrir». Así arrancó el cocinero Sergio Rama el taller 'Cuídate cocinando', iniciativa organizada ayer por la junta local de la Asociación Contra el Cáncer (AECC) en el hospital de Cabueñes. El objetivo fue «ayudar a los pacientes con cáncer y a sus familiares a mejorar su alimentación. También está destinado al personal médico para que sepa recomendar cuando se disgnostique dicha enfermedad», explicó la coordinadora de la actividad y trabajadora social, Marta García.

Rama, propietario de varios restaurantes y encargado de la cocina de la Laboral, aseguró no saber de medicina ni de nutrición. «Pero sí conozco qué alimentos son buenos y cuáles no para la salud», matizó. Por ello, comenzó haciendo una pregunta a los presentes: «¿Qué desayunáis?». La mayoría confesó ingerir siempre los mismos alimentos a primera hora de la mañana. «Es un error. La comida más importante del día la hacemos siempre igual y con los mismos nutrientes el cuerpo no puede hacer maravillas», indicó el cocinero. Desde su punto de vista, «es necesario variar igual que lo hacemos a la hora de comer o de cenar. Parece que solamente lo hacemos bien cuando nos vamos de hotel. Yo he desayunado hasta hígado y me he sentido genial».

Otro de los errores que, según Rama, cometen los consumidores es «comprar alimentos envasados y prefabricados. En su día hubo un 'boom' por parte de las industrias y se empezó a consumir de forma desmesurada. Aceleran los procesos cancerígenos y las enfermedades». Por eso, animó a la gente a «rebobinar un poco. Es necesario volver a la época de nuestros abuelos y copiar, en parte, su dieta».

Quinoa, cúrcuma, jenjibre...

La quinoa, la cúrcuma o el jenjibre son ejemplos de súper-alimentos «en teoría beneficiosos para la salud». Sin embargo, apuntó Rama, «no hay que pasarse. En nuestra propia dieta tenemos muchos alimentos idóneos como las lentejas o los garbanzos. No hace falta elegir los de fuera. De vez en cuando está bien, pero cada población tiene su cultura y estamos hechos a la manera de la nuestra». También los alimentos que proceden de un cultivo hidrogénico, es decir, que prescinden del suelo y usan disoluciones minerales, «no son recomendados. Por ejemplo, las lechugas o los tomates que encontramos en los supermercados suelen ser de ese tipo».

Aceite de oliva virgen

El cocinero demostró que «para hacer platos sanos no es necesario complicarse la vida. Por eso, a través de un 'showcooking' hizo varias recetas en las que predominaron vegetales: una ensalada verde y otra tipo tabulé; un pescado azul, en concreto chicharro acompañado con verduras; ternera asturiana con setas y boquerones, entre otros. «Es importante utilizar sal natural y aceite de oliva virgen extra». Además, aconsejó: «No hay que preocuparse tanto por la grasa de cerdo y sí más por la transformada».

Además de pacientes, acudieron familiares y personal sanitario, la vicepresidenta de la AECC provincial, Margarita Collado; la presidenta de la junta local de la AECC, Carmen Artine; la coordinadora de voluntariado hospitalario, Rosa María Álvarez, y la directora de gestión de cuidados de enfermería del área 5, Teresa Cueva. Todos prestaron atención.