Fallece a los 93 años Ana María Trabanco Suárez, marchante de Rosario Areces

El funeral se celebrará este domingo, a las doce, en el tanatorio de Los Arenales

E. C. GIJÓN.

La gijonesa, de Cenero, Ana María Trabanco Suárez falleció en el Hospital de Cabueñes el pasado viernes a los 93 años. Era la marchante de la pintora Rosario Areces, una de las máximas representantes de la pintura ingenuista en España, descubierta por un crítico experto en arte naif cuando trabajaba como sirvienta en París y reconocida por el Principado en 2004 con la Medalla de Plata de Asturias. Ambas se instalaron en Gijón a finales de la década de los sesenta del siglo pasado.

Años atrás, el nombre de Ana María Trabanco había saltado a los periódicos como protagonista de un crimen mediático. El del médico Eduardo Rasa, ocurrido en 1947 en Noreña, cuando ella contaba 22 años. Era su paciente. Se conocieron en 1942, cuando Ana María «le fue a consultar una enfermedad nerviosa», y acabaron enamorándose. Tres años después entró a la casa del doctor, según se dijo, como criada. El crimen ocurrió la tarde del 21 de febrero del 47. En el juicio, la detenida aseguró haber disparado por la espalda al doctor Rasa presa del pánico, tras una discusión en la que él se había puesto violento. Después, quiso deshacerse del cadáver, y lo hizo armada con un serrucho e innumerable cantidad de papeles de periódico que utilizó para envolver el cuerpo desmembrado. En el tiempo que medió entre el crimen y el juicio, la joven fue trasladada a La Cadellada. Fue condenada y cumplió pena de cárcel.

El funeral por Ana María Trabanco Suárez se celebrará hoy, a las doce, en el tanatorio de Los Arenales. A continuación recibirá sepultura en el cementerio de Loriana (Oviedo).

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos