Fallece a los 79 años el pediatra José Luis Coto

El doctor José Luis Coto. / C. S.
El doctor José Luis Coto. / C. S.

Fue jefe del servicio de Cabueñes, ejerció la medicina privada en el Hospital Begoña y presidió el Igualatorio Médico Quirúrgico

LAURA MAYORDOMOGIJÓN.

José Luis Coto Menéndez, médico pediatra que durante años trabajó en el Hospital de Cabueñes -donde llegó a ser jefe del servicio- y en el Hospital Begoña, falleció ayer en Gijón a los 79 años después de que, en los últimos meses, se agravara su estado de salud. Natural de La Felguera, estudió la carrera de Medicina en la Universidad de Salamanca. En la capital salmantina realizó las prácticas con un reconocido forense y pediatra que, a la postre, se convertiría en su suegro. Casado con Ketty del Valle, el matrimonio tuvo cuatro hijos: Juan Francisco (ya fallecido), Cristina, Javier y Teresa.

Médico vocacional (el primero de su familia), Gijón fue su primer y definitivo destino como pediatra. A finales de la década de los 60 entró a trabajar en la por entonces residencia sanitaria José Gómez Sabugo, hoy Hospital de Cabueñes. Él fue el tercer pediatra de la plantilla. Por aquel entonces, el servicio de pediatría lo componían los doctores Pedro Víctor Álvarez Suárez, que ocupaba la jefatura, José Manuel Deares Ordás -fallecido en accidente de tráfico- y el propio Coto.

Fueron esos primeros años de trabajo «de muchos niños y pocos médicos», recuerda aún hoy el pediatra jubilado José Manuel Fernández, que conoció al doctor Coto durante sus prácticas, a principios de los 70. «Había una relación muy estrecha y familiar. Lo recuerdo como una persona excelente, tremendamente afable y acogedora». Son calificativos en los que coinciden otros colegas de profesión, que destacan también su afición por el deporte. Principalmente por el fútbol -durante sus tiempos universitarios jugó en el Salamanca y llegó a ser directivo del Sporting- y el tenis.

En el Hospital de Cabueñes, antes de ser designado jefe de pediatría, fue responsable del área de neonatología en una época en la que la cifra de nacimientos duplicaba ampliamente la actual. Ya en la década de los 80 cambió la actividad hospitalaria por la Atención Primaria, que desarrolló en el entonces ambulatorio de Los Campos. Llegar a la jubilación no supuso en el caso del doctor Coto cesar su intensa actividad, ya que continuó pasando consulta en el Hospital Begoña. «Todo el mundo dice que tenía muy buen ojo clínico, que miraba al paciente y acertaba el diagnóstico», destacaba ayer su hija Cristina Coto.

En 2012, fue nombrado presidente del Consejo de Administración del Igualatorio Médico Quirúrgico de Asturias (IMQ), donde previamente había desempeñado otros cargos de responsabilidad.

El funeral, hoy en Somió

Numerosos allegados, amigos y compañeros pasaron ayer por la capilla ardiente instalada en la sala 1 del tanatorio de Cabueñes, donde quedó instalada la capilla ardiente.

El funeral por el doctor Coto se celebrará hoy, a la una, en la iglesia parroquial de San Julián de Somió. A continuación, sus restos mortales serán incinerados.