El Hospital de Cabueñes llora la repentina muerte del jefe de Urología

El Hospital de Cabueñes llora la repentina muerte del jefe de Urología

Javier Mosquera ha fallecido este martes durante una sesión clínica. Sus compañeros no pudieron hacer nada por salvar su vida

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El jefe de Urología del Hospital de Cabueñes, Javier Mosquera, ha fallecido esta mañana de manera repentina en medio de una sesión clínica. Mosquera, de 58 años, sufrió una hemoptisis masiva.

Los compañeros que estaban con él en ese momento intentaron auxiliarlo, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida. El trágico fallecimiento ha causado una profunda consternación entre todo el personal del centro sanitario gijonés y entre toda la profesión médica asturiana.

El gerente del Hospital Universitario de Cabueñes expresaba esa honda consternación que, entre sus compañeros, ha provocado el repentino fallecimiento de Javier Mosquera: «Estamos horrorizados. Es una grandísima pérdida». Al frente del servicio de Urología desde el año 2015 (sustituyó en el cargo a Javier Cuervo), «era un magnífico profesional, como urólogo y como jefe». Además del respeto profesional, Miguel Rodríguez destaca de él precisamente «su fuerte compromiso con la institución». Mosquera era el jefe de un servicio que cuenta con once urólogos.

Se da la casualidad de que Javier Mosquera había sido, a principios de los años 90, el primer residente de Urología de Cabueñes. Tras finalizar la residencia en el hospital gijonés, trabajó durante cerca de quince años en el hospital Carmen y Severo Ochoa, de Cangas del Narcea, antes de regresar a Gijón, de donde era natural. Quienes trabajaron estrechamente con él durante todos estos años destacan su carácter afable y su gran profesionalidad.

Javier Mosquera estaba casado con Anabel Sánchez Rodríguez, trabajadora del servicio de Farmacia del Hospital de Cabueñes. La pareja no tenía hijos. El funeral se celebrará mañana, a las seis de la tarde, en la iglesia de La Milagrosa, en Gijón. Hasta entonces, sus restos serán velados en la sala 1 del tanatorio de Cabueñes.

Más información