La familia de Eleazar reclama que se juzgue a los vigilantes por homicidio imprudente

Eleazar, con polo rosa, con su hermano y su padre en El Molinón, el 8 de septiembre, antes de los incidentes. / E. C.
Eleazar, con polo rosa, con su hermano y su padre en El Molinón, el 8 de septiembre, antes de los incidentes. / E. C.

El abogado solicita al juzgado de instrucción abrir diligencias y revisar las cámaras de seguridad de El Molinón el día del España-Islas Feroe

SUSANA D. TEJEDORGIJÓN.

Marcos García-Montes, abogado de la familia de Eleazar García Hernández, ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón la apertura de diligencias con el fin de que los vigilantes de seguridad de El Molinón declaren «en calidad de investigados para el total esclarecimiento de los hechos que se denuncian, así como la verdadera participación de los investigados en los mismos». El joven de 30 años murió de un paro cardiaco tras un incidente con el personal de seguridad el pasado 8 de septiembre, día del partido España-Islas Feroe.

En las diligencias se solicita la necesidad de «acreditar las personas que intervinieron en los luctuosos sucesos» tanto a los vigilantes de seguridad como al representante legal de la compañía Prosegur como responsable civil subsidiario». Y solicita que se les tome declaración en su condición «de investigados como partícipes en un delito de homicidio, doloso o imprudente, amén de lesiones graves y torturas por su participación directa».

Otra de las peticiones que se reflejan en las diligencias es la ubicación de las cámaras de seguridad y, en concreto, el lugar donde se produjo el incidente. En el escrito se señala que es necesario conocer la ubicación de las mismas para «determinar si fue imposible grabar porque el ángulo era cero, es decir, no sometido a la grabación geográfica y, en su caso, si fuera positivo, la identificación de los vigilantes y su comportamiento con el fallecido». Igualmente, se solicita «plano croquis del lugar de los hechos y de la ubicación de las cámaras con expresión concreta de angulación y foco de visión y, en este caso, si cubría el lugar de los hechos». Además, la acusación particular solicita que declaren tanto el padre como el tío de Eleazar García acerca «de la más clara discapacidad del fallecido» para comprobar si su comportamiento gestual y expresión oral dejaba duda alguna, lo cual, según el escrito, haría injustificable la actuación de los vigilantes de seguridad «expertos en incidentes y en visualizar comportamientos humanos». Asimismo, se solicita la «identidad del coordinador de seguridad o jefe operativo policial de seguridad así como la composición del mismo».

Más información

Los hechos se remontan al 8 de septiembre cuando Eleazar, un joven discapacitado, fallecía de un infarto después de un forcejeo en El Molinón, estadio del cual salió en un despiste sin su entrada tras haber accedido con su padre y su hermano; y luego quiso volver a entrar. Trasladado al centro de salud del Parque, falleció en el mismo antes de ser llevado a Cabueñes.