«Les fiestes xeneren solidaridá»

Los asistentes aplauden durante los festejos de San Julián de Roces. / JUAN CARLOS TUERO
Los asistentes aplauden durante los festejos de San Julián de Roces. / JUAN CARLOS TUERO

Inaciu Galán reivindica en el pregón de Roces la importancia de la cultura sidrera | Deva abre sus festejos de San Lorenzo con una animada corderada a la estaca

SENÉN MORÁNGIJÓN.

«Les fiestes xeneren solidaridá». Así lo destacó en el pregón Inaciu Galán -escritor, periodista y defensor del asturiano- durante la primera jornada de las fiestas Sacramentales de San Julián de Roces. El pregonero, que reconoció sentirse emocionado y agradecido por un día que «voi llevar nel recuerdu», afirmó que las fiestas de un pueblo son su alma, a lo que añadió que «son el frutu del esfuerciu d'un grupu de persones que nun siempre son reconocíes tolo que tendríen que selo». Además recordó la época en la que trabajó en el polígono industrial, donde «percorría los vuesos caminos en muches ocasiones, buscando inspiración y un momentu de descansu».

Dentro de sus palabras cobró mucha importancia la «cultura sidrera asturiana», por la que están trabajando para que «acabe por reconocese pola Unesco como Patrimoniu Inmaterial de la Humanidá». Inaciu comentó que la sidra está presente en todos los hogares asturianos, ya sea cuidando las pumaraes, cogiendo las manzanas, haciendo sidra casera o, como la gran mayoría, tomando unos culinos con los amigos en el chigre. «Paezme uno de los proyectos más ilusionantes que tien Asturies nos próximos años», dijo.

Mediante esta iniciativa buscan impulsar la cultura regional, que «va a suponer que tengamos un pueblu más cultu». Otro de los puntos a tener en cuenta de la sidra es que «ye clave pal futuru d'Asturies, porque pocos elementos mos faen sentinos tan asturianos, y pocos lementos faen que mos reconozcan fuera como talos». Por otra parte, resaltó que lo bueno que tiene esta cultura es que «nun depende d'un grupu pequeñu de persones, como pue pasar cola literatura».

Galán comentó que este tipo de fiestas le gustan mucho porque viven la tradición de los pueblos del Principado, ya que comentó que a pesar de que Roces esté muy cercano a la ciudad sigue manteniendo viva la esencia de la Asturias rural. Asimismo, reflexionó sobre la importancia de estas festividades al decir que «ayuden a conserva la comunidá, ayuden a conservar les tradiciones: la llingüa asturiana, la cultura sidrera, la romería... Un mundu que somos responsables de proyectar hacia'l futuru con puxu».

Tras la lectura del pregón, los vecinos de Roces disfrutaron de la actuación del grupo Da Silva. Hoy, desde las cinco de la tarde, podrán participar en el trigésimo cross popular infantil, de talleres para la difusión del folclore, de talleres infantiles y de un torneo de fútbol.

Deva, La Providencia, Batiao-Cenero y Fano también disfrutan de sus fiestas. En San Lorenzo de Deva dieron comienzo a sus festejos con la XXVII tradicional corderada a la estaca, a la que siguió la rifa de una cesta y la entrega del 'VII Horreo de Plata'. La orquesta asturiana Taxi se encargó de amenizar la verbena para los más folixeros.

En La Providencia, los juegos y los deportes tradicionales regionales serán los protagonistas hoy a las seis de la tarde, momento en el que arrancan los festejos de la zona, que se extenderán hasta mañana.

Otras celebraciones que echarán a rodar hoy son las que acoge Fano, donde lo pasarán en grande con una gran corderada que está fijada para las diez de la noche, al igual que en Santa Juliana de Batiao-Cenero, en las que seguro que la sidra también tendrá protagonismo en las diferentes mesas que ocuparán los vecinos de las diferentes parroquias.