«Si al final el PSOE pacta con otros partidos saldrá perdiendo la sociedad»

Yolanda González Huergo, en los soportales de la plaza Mayor. / JUAN CARLOS TUERO
Yolanda González Huergo, en los soportales de la plaza Mayor. / JUAN CARLOS TUERO

Yolanda González Huergo, portavoz de Podemos-Equo: «Plantear que negociamos el presupuesto municipal con los comerciantes es un insulto para los beneficiarios del programa de la renta social»

MARCOS MOROGIJÓN.

Yolanda González Huergo (Gijón, 1971) ya tiene su excedencia como funcionaria en Siero para dedicarse a tiempo completo a su tarea como concejal y portavoz del Podemos-Equo en el Consistorio gijonés. Inicia el curso político con un partido sin secretario general y al frente de un grupo que quiere influir en las políticas del equipo de gobierno como ya hizo con Foro.

-¿Echa de menos Podemos no estar en el gobierno con PSOE e IU?

-De lo que se trata es de incidir en política y entendemos que eso lo podemos hacer tanto desde el gobierno como desde la oposición. Nos gustaría poder tener esa capacidad de incidencia y está por ver si la vamos a tener o no. Hay que recordar que PSOE e IU no suman mayoría absoluta y hay cuestiones en que nos va a necesitar.

-¿Ven posible ampliar el acuerdo de izquierdas a un tripartito a lo largo de mandato o ya lo descartan?

-Resulta difícil saberlo. Justo después de las elecciones tuvimos una primera conversación que quedó parada debido a nuestra situación interna. Nos emplazamos a hablar en el momento en que organizativamente las cosas cambiaran y ahora si se nos llama estamos dispuestas a dialogar. No se trata de estar por estar, sino de estar para incidir.

-¿Piensa que Podemos es un socio incómodo de gobierno para el PSOE a la vista de lo que ha pasado este verano en clave nacional?

-Ese tipo de incomodidad nos halaga. Lo que implica es que nosotras venimos a hacer un tipo determinado de política y, además, peleamos y nos mantenemos firmes en nuestras exigencias.

-Pero esa postura también les pone el sambenito desde otros partidos de radicales y poco posibilistas.

-Esa radicalidad que se nos achaca viene de que tratamos de no quedarnos en el discurso y plasmar el programa, los objetivos y las medidas en la realidad. Yo entiendo que es complicado muchas veces mantener el discurso y ejecutarlo, pero nosotros venimos a eso. Para nosotros es coherencia básicamente.

-¿Puede influir lo que ha sucedido en Madrid a escala local?

-Los ayuntamientos no son administraciones aisladas y supongo que será inevitable que influya. En cuanto a las relaciones entre concejales espero que incida lo justo y que seamos capaces de abstraernos.

-¿Qué es lo que a día de hoy realmente les supone una barrera para entenderse con los otros dos partidos afines ideológicamente?

-En el acuerdo de gobierno vimos que había demasiada imprecisión sobre cómo se pretenden implantar todas esas políticas progresistas. Esta por ver si el equipo de gobierno quiere llegar a acuerdos o bien con nosotros o con otras fuerzas que plantean unas políticas diferentes. Está por ver realmente hacia dónde va a ir este gobierno. Durante estos meses estamos viendo cosas que no nos gustan en relación con la participación política y ciudadana con ejemplos como la eliminación del Observatorio de la Playa. Tenemos obligación como institución de escuchar más que de hablar y ahí sí que notamos una diferencia de planteamiento importante. También parece que hay una discrepancia grande con la continuidad de la renta social o en las escuelas de 0 a 3.

-Si se diera el escenario en que PSOE e IU pactasen ordenanzas fiscales o presupuestos con otros partidos del ala de centroderecha, ¿teme Podemos acabar siendo irrelevante?

-Entendemos que la aportación que nosotros tenemos que hacer en política va dirigida hacia esa mayoría social de la ciudad que tanto lo necesita. Si al final el equipo de gobierno decide llegar a acuerdos con otras fuerzas con las que mantenemos diferencias importantes, nuestro temor no es por la organización sino porque saldrá perdiendo la sociedad.

-La alcaldesa manifestó su perplejidad por su reunión con la Unión de Comerciantes para decidir cuestiones que afectan al presupuesto municipal. ¿Les ofendió?

-Como titular, esa simplificación da mucho juego, pero no es cierto lo que dijo. Todos los grupos que estamos en el Pleno municipal estamos de acuerdo en que el comercio de proximidad es uno de los sectores que hay que cuidar y no solo desde el punto de vista económico, porque hace ciudad. Lo que pretendíamos con esta reunión era tener información de primera mano sobre la incidencia de las ayudas a las familias más necesitadas en el comercio local, porque nos interesa mucho conocer el rostro humano de la renta social. Plantear que negociamos el presupuesto con los comerciantes es un insulto para los beneficiarios del programa en este tiempo.

-La regidora también culpa de los actuales recursos contra el PGO a los grupos que lo apoyaron.

-Si tengo que destacar algo del Plan General vigente es que despertó un consenso que en anteriores ocasiones no se había dado después de dos anulaciones consecutivas. Creo que es necesario ponerlo en valor. Por eso anticipar la culpabilidad a los grupos que votaron el PGO por unos recursos, que habrá que ver si prosperan, me parece absolutamente prematuro e imprudente.

Impuesto ideológico

-El IBI diferenciado ha abierto un debate ideológico. Desde el centro derecha se asegura que va a lastrar la economía local y ustedes piden elevar el tipo aún más, al 0,90.

-Es ideológico plantear un IBI diferenciado y también defender el que no se implante. Nosotros no compartimos ese escenario apocalíptico. Nuestro objetivo es una fiscalidad progresiva y entendemos que este impuesto, en la manera que se plantea, es un instrumento perfectamente legítimo y asumible, que permite que contribuya más a lo común quien más tiene.

-¿Cuál es la situación interna del partido tras la dimisión de Mario Suárez en junio?

-Por estatutos internos hay un equipo técnico amplio al frente, de unas treinta personas, que acaba de constituirse y donde estamos las tres concejalas. Ha sido designado por la organización en Asturias y es la figura llamada a pilotar el partido hasta el próximo proceso de primarias, que no será hasta el año que viene.

-¿Se postulará para las primarias?

-No tengo la cabeza en eso en absoluto. Es una cuestión que no valoré. Estamos centradas en nuestro trabajo como grupo municipal.