Fomento da luz verde al montaje de la pasarela sobre la ronda que unirá Roces y Nuevo Roces

Fomento da luz verde al montaje de la pasarela sobre la ronda que unirá Roces y Nuevo Roces

La instalación in situ de la estructura empezará en octubre y se prolongará hasta enero. Los trabajos se harán de noche con cortes parciales de tráfico

MARCOS MOROGIJÓN.

La Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias, dependiente del Ministerio de Fomento, ya ha dado luz verde al montaje de las pasarela exclusiva para peatones y ciclistas sobre la ronda sur. La estructura de 250 metros de longitud que unirá el área residencial de Nuevo Roces y la carretera del Obispo, en Roces.

Recibida esa autorización administrativa, el inicio de las obras de instalación está solo pendiente ahora de la elaboración de un plan de seguridad por parte de Media Madera, empresa asturiana adjudicataria del proyecto. Un trámite que en el Ayuntamiento estiman que aún tardará un mes. A partir de ahí las previsiones son empezar con el montaje en octubre, que se prolongará hasta enero. Los trabajos durante esos cuatro meses se harán en horario nocturno y con cortes parciales de tráfico.

Durante la fase de obra civil de cimentación (pilotaje, zapatas y pilares) se aprovechará además para mover una banderola de la autovía. Será cuando se acometa el pilar central de la pasarela. En la fase de ensamblaje y transporte de los tableros, a la hora de lanzar el puente, habrá un corte total de dos minutos

La prefabricación de las estructuras en el taller que la empresa tiene en el polígono de Tabaza (Carreño) está culminada en su totalidad. Faltaría algún remate (encuentros y descansillos) que solo se pueden hacer in situ durante los trabajos de instalación. Por eso se puede decir que la parte de elementos de madera está ejecutada entre el 90 y el 95%.

Para confeccionar la pasarela Media Madera ha utilizado 75 toneladas de madera de pino silvestre procedente de bosques reforestados. Para mejorar su durabilidad y resistencia, se le ha aplicado un tratamiento a presión con sales hidrosolubles, lo que también permitirá un mínimo mantenimiento. Toda la pasarela descansará sobre quince pilares de hormigón, si bien para salvar la autovía del Cantábrico (A-8) se utilizará una estructura en forma de pirámide invertida, que reposará en la mediana del vial.

Accesibilidad

Los diseñadores del proyecto tuvieron como uno de sus principales desafíos salvar los 11 metros de desnivel que existen entre los extremos de la pasarela, garantizando al mismo tiempo la accesibilidad tanto para el paso de bicicletas como para su uso por parte de personas con movilidad reducida. Para ello, la rampa que parte del lado sur irá realizando una gran curva en paralelo a la autovía, de modo que a la vista desde el aire la estructura se asemejará una especie de serpiente. La consecuencia de esta solución es la gran longitud de la pasarela, con 250 metros de paseo para salvar una distancia que apenas alcanza los 100 en línea recta.

La pendiente de la rampa no superará en ningún momento el 6% y estará dividida en tramos de 13,5 metros cada uno, salvo en dos piezas centrales, sobre la autovía, de mayor longitud que el resto. La anchura útil será de 2,4 metros entre las barandillas.

La construcción de esta pasarela, con un coste de 600.000 euros, no solo es una vieja demanda del barrio, con deficientes conexiones peatonales con el resto de la ciudad, sino que llegó a ser el proyecto más votado en el primer proceso de presupuestos participativos que puso en marcha el Ayuntamiento en 2016, con vistas a su ejecución en 2017.

La empresa Media Madera, dirigida por el exedil gijonés del PP Juan Carlos Santos, acaba de recibir una mención honorífica en la categoría de Emprendedor del Año en los Premios Nacionales de Ingeniería Industrial 2019. La firma desarrolla ahora mismo obras similares en Guadalhorce y Casares (Málaga) y Vitoria.

Más información