«La formación de FP es muy estanca; los centros deben trabajar por retos»

El consejero de Educación, Genaro Alonso, con la directora de FP del ministerio, Clara Sanz. / PALOMA UCHA
El consejero de Educación, Genaro Alonso, con la directora de FP del ministerio, Clara Sanz. / PALOMA UCHA

El ministerio reclama a los docentes «romper con los módulos, formar en competencias y crear una red interregional para proyectos conjuntos»

ELENA RODRÍGUEZ GIJÓN.

«Va a ser como una ola de 800 metros a mil por hora y nos tiene que pillar corriendo». Es el símil que utilizó ayer el viceconsejero de Formación Profesional del Gobierno vasco, Jorge Arévalo, para referirse al «enorme cambio» que se avecina en el mundo laboral de aquí al año 2025 y que viene especialmente motivado por la automatización de los procesos. Y, aunque tanto él como la directora general de FP del Ministerio de Educación, Clara Sanz, se mostraron orgullosos de tener «una FP puntera», insistieron en que «este entorno cambiante e incierto» obliga a los docentes de Formación Profesional a trabajar de otra manera, en espacios más abiertos e inteligentes y con otro tipo de organización. De hecho, la propia Sanz reconoció que «la labor docente va a ser mucho más compleja».

Éste fue el punto de partida del sexto congreso organizado por la Asociación de Centros de Formación Profesional, FPEmpresa, en la Laboral y que, precisamente lleva por título 'Ser profes@r de FP hoy». Desde ayer y durante el día de hoy, 300 docentes debatirán sobre este aspecto. Para empezar, Clara Sanz citó los grandes retos que tienen los centros de FP y sus profesores. El primero es «abordar un cambio metodológico. Hay que romper con los módulos. Hasta la fecha la FP ha sido una enseñanza muy estanca, muy compartimentada y los docentes tienen que abandonar esa asignación. Porque el aprendizaje del futuro es el que se basa en competencias y, para ello, para que los alumnos aprendan a innovar, a trabajar en equipo... es necesario que los profesores lo hagan también». De ahí que plantee a los docentes la necesidad de «desarrollar proyectos intermodulares, ya que el día de mañana lo que va a importar no es tanto de qué módulo procede el estudiante, sino si es competente para las habilidades que reclama el mundo laboral».

Según añadió, «en la Administración, tendremos que seguir trabajando en el diseño de los módulos a modo de planificación, pero, una vez en el centro, es tarea del equipo proponer proyectos, retos, en los que intercambiar y compartir conocimiento». En este sentido, insistió en la «necesidad de actualización del profesorado, fomentando el contacto con las empresas y también la movilidad entre los centros de FP». Asimismo, aludió a «la creación de una red interautonómica que permita abordar proyectos de innovación e híbridos. Es decir, que aúne distintas especialidades».

Y, en toda esta red colaborativa, quiso destacar también la necesidad de «mentorización, de que unos centros ayuden a aquellos que tienen menos positibilidades». Así, valoró que los centros integrados de FP (aquellos que imparten todas las modalidades de esta enseñanza) «se conviertan en punta de lanza de aquellos, por ejemplo, que imparten FP en centros de Secundaria y tienen menos opciones de acceder a las empresas».

Anticiparse a los perfiles

A solo tres semanas de las elecciones y preguntada sobre la labor de su departamento, Sanz señaló que «la FP no era una prioridad. Vimos que o nos movilizábamos o íbamos a tener un problema serio para dar respuesta a las necesidades de técnicos y de técnicos superiores». Las estadísticas hablan de que el 70% de los empleos del futuro requerirán de este tipo de perfil. «Por eso, hemos hecho un enorme esfuerzo por aproximarnos a las empresas, a los sectores productivos, con los que hemos firmado alianzas, para que nos digan qué perfiles van a necesitar ahora y a medio plazo para anticiparnos. También hemos trabajado para acortar los tiempos de diseño de los títulos y que las comunidades puedan adaptarlos a las necesidades más próximas». Subrayó también el desarrollo de nueve cursos de especialización para alumnos de grado medio y superior relacionados con la realidad aumentada, big data...

Según Jorge Arévalo, en el País Vasco han conseguido que las empresas vean los centros de FP «como el primer escalón de la innovación, capaces de ayudar a micropymes y pymes en el diseño de nuevos productos». 35 centros trabajan ya con 2.100 compañías y tienen relación con 10.000.

Más