«La Formación Profesional es garantía de futuro»

María José Fernández, en la Escuela de Hostelería. / JOAQUÍN PAÑEDA
María José Fernández, en la Escuela de Hostelería. / JOAQUÍN PAÑEDA

Trescientas personas se darán cita en Gijón el jueves y el viernes en un congreso nacional que analizará el papel de los profesores en la FP María José Fernández Campos Directora del CIFP Hostelería y Turismo

O. ESTEBAN GIJÓN.

Defiende con pasión la Formación Profesional. Con la misma pasión que, dice, deben poner los profesores a su tarea. Y ellos, los profesores, serán los protagonistas del VI Congreso de Formación Profesional, que se celebra en Gijón el jueves y el viernes y que reunirá a más de 300 personas (a diez días del inicio hubo que cerrar las inscripciones). María José Fernández, directora del Centro Integrado de Formación Profesional Hostelería y Turismo, forma parte de la directiva de la asociación FP Empresa, entidad sin ánimo de lucro que surgió tras el fin de un proyecto de innovación del ministerio y que aglutina unos 200 centros de toda España que trabajan unidos por seguir dignificando una enseñanza que ya dejó de ser «el patito feo», intercambiar experiencias y emprender proyectos innovadores.

-'Ser profesor de FP hoy' es el título del Congreso de este año. ¿Qué es exactamente?

-Que te guste muchísimo la Formación Profesional, con muchísima tendencia hacia lo práctico, la innovación, estar siempre al día con las nuevas tendencias... Involucrar mucho al alumnado y transmitir la pasión por lo que haces.

-¿Por qué se han centrado en el papel del profesor?

-Porque es muy importante. Es la clave, el eje principal. Tiene que estar muy bien formado, actualizado, muy apoyado... Tiene que reconocerse su labor.

-¿Son muy importantes para los docentes las estancias en empresas?

-Claro, y no se hacen en todas las comunidades. Aquí tenemos la suerte de que sí. Yo fui la primera mujer que pedí una estancia formativa cuando empezaron... ¡Hace un montón de años! Había trabajando en el sector turístico, pero había pasado mucho tiempo cuando volví a la enseñanza. Así que hice prácticas en el Hotel Tryp y para mí fue maravilloso. La FP nunca puede olvidar la empresa, y la empresa nunca puede olvidar la FP.

-Hablaba recientemente el consejero de Educación de la necesidad de ajustar aún más los perfiles de enseñanza a lo que demandan las empresas.

-Yo creo que ya tenemos muchos perfiles, pero la empresa sí tiene que decirnos cuáles son sus necesidades y nosotros tenemos que adaptar y mejorar el currículum para poder satisfacer esas necesidades.

-¿Ha conseguido la FP tener el prestigio que siempre le faltó?

-Dejamos de ser ya el patito feo. La gente tiene que ver que la FP es garantía de futuro, y que las familias sepan que no cierra las puertas para seguir estudiando. Me llamó mucho la atención el otro día, viendo un programa, un chico que decía: 'Estudié Económicas, pero me gusta la pastelería. No tengo conocimientos y trabajo de pastelero'. Dije: ¡Horror! Qué mal orientado este chico. Posiblemente podría ser un buen pastelero si primero hubiese estudiado pastelería, confitería, panadería... Y luego, si hubiese querido, hubiese ido a la Universidad.

-Seguimos cometiendo esos errores...

-Cada vez menos. Nos vamos concienciando de que un buen pintor, un buen fontanero, un buen electricista, tienen un nivel altísimo...

-¿Cómo es la situación en Asturias?

-Tenemos mucho alumnado. En este centro, por ejemplo, hay casi 900 personas. Pero ¿cuántas se van a dedicar a ello? Ese es el problema, que hay gente que no viene bien orientada. 'No quiero trabajar el fin de semana', 'Yo por ese dinero no trabajo'... Se necesita mucho una buena orientación al alumnado.

-Formarte en hostelería para no querer trabajar el fin de semana...

-Ya. Pues pasa. Y mira que yo el primer día de curso se lo digo: '¿Vosotros sabéis dónde os metéis? Vais a trabajar cuando todo el mundo se esté divirtiendo'. Quedan no los buenos, sino los buenísimos.

-La FP presume de buenas cifras de inserción laboral, de hasta el 70% en algunas ramas.

-Y más. En hostelería y turismo, el que quiera trabajar, tiene trabajo.

-Pero ¿fuera de Asturias?

-También en Asturias. Nos llegan muchísimas ofertas de todo el país.

-El Principado quiere apostar aún más por la FP Dual, defiende que es el camino del éxito y la forma de retener talento.

-La FP Dual es un complemento más. Es buena si las prácticas son buenas, si están bien organizadas y coordinadas y el alumno va a hacer lo que tiene que hacer. Ya tenemos una buena Formación Profesional y unas buenas prácticas.

-¿Y la FP Básica? Se 'vendió' como una solución para un determinado colectivo, pero al final ha habido poca oferta, poca demanda y mucho abandono.

-Es una opción para quienes no continúan los estudios, pero esa gente necesita una motivación especial. Volvemos al principio: necesita un profesorado que le motive muchísimo. La Administración tiene que ver esa importancia, ofrecer ayuda y formación.

Más