El Gedo iza la bandera de la colocación para abrir el curso

El Gedo iza la bandera de la colocación para abrir el curso
Ambiente estudiantil en la cancha deportiva del Gedo, en el acto inaugural del curso. / DAMIÁN ARIENZA

Inocencio Martín garantiza a los 470 matriculados que el 80% hallará empleo al concluir la FP

ÁNGELA RODIL GIJÓN.

El Centro de Formación Profesional Revillagigedo inició ayer de forma oficial el curso 2018-2019 en sus 22 ciclos formativos: de grado medio, superior y formación profesional. «Un 80% de los alumnos que salen del Gedo consiguen un empleo y los que no suele ser porque deciden continuar sus estudios, llegando a alcanzar posteriormente el 95% de empleabilidad». Así lo destacó el padre Inocencio Martín, de la Compañía de Jesús, ante el alumnado. Con estos resultados no son de extrañar los más de 470 matriculados, entre los cuales hay 19 mujeres. «Ojalá más», enunció el religioso. Y, «aunque seguramente haya centros dotados con mejores medios, en el Revillagigedo se unen la transmisión de los mejores valores humanos con las ganas de los alumnos por aprender», destacó.

El acto inaugural tuvo lugar en las dependencias de El Natahoyo, donde también intervino el jefe de estudios, Emilio Díaz, quien destacó en nombre del profesorado las tres cualidades más importantes que adquirirán los alumnos durante su aprendizaje: «Lealtad, respeto y fidelidad». También apeló al eslogan del centro: «Es para ti, es para nosotros».

Recuperar la autoestima

Por su parte, Carlos Lorenzo, coordinador de la formación humano-cristiana, animó a los matriculados a solicitar su ayuda siempre que lo consideren necesario, pues «la formación con valor es lo que exigen las empresas hoy en día».

El padre Inocencio retomó la palabra finalmente para dar ánimo sobre todo a los alumnos matriculados en FP básica, entre los que se encuentran algunos procedentes de casas de acogida: «Aquí os ayudaremos a que recuperéis vuestra autoestima, porque valéis mucho», expresó entre los aplausos de los presentes. El cierre del acto inaugural estuvo acompañado de música, refrescos, bollos preñaos y, cómo no, mucha ilusión.

 

Fotos

Vídeos