El billete de bus en Asturias será más barato en días polución a partir de 2021

Pasajeros en la estación suben a un ALSA con destino a Oviedo. / JOAQUÍN PAÑEDA
Pasajeros en la estación suben a un ALSA con destino a Oviedo. / JOAQUÍN PAÑEDA

El Principado contrata el despliegue de una tecnología que hará posible esta medida ya incluida en el protocolo contra la contaminación

RAMÓN MUÑIZ GIJÓN.

El plan de movilidad autonómico está redactado con la idea de perjudicar al usuario del coche particular encareciendo la zona azul, extendiéndola por las ciudades y privándole de espacio para el aparcamiento. Dejar el vehículo una hora en el centro de Gijón, de Oviedo, Avilés, Siero, Mieres y Langreo llegaría a la tarifa general a 1,8 euros. La zona azul llegaría a polígonos como La Peñona y también a grandes equipamientos como Intu Asturias. El palo se compensa con una zanahoria. Los técnicos de la Consejería de Infraestructuras proponen paliar los inconvenientes con más carriles para el autobus y la bicicleta, y conexiones más rápidas en el transporte público.

El programa está ahora abierto a alegaciones, y reconoce que parte de las medidas no las podría aplicar el Principado sin negociar con los ayuntamientos, industrias y comercios. Hay cambios en la movilidad, sin embargo, que son de su competencia y están en marcha, con más retraso del que se había anunciado. Es el caso por ejemplo de una tarifa especial que abarate el uso del autobus los días de mayor polución.

La medida la incorporó la consejería en el protocolo de actuación ante episodios de contaminación del aire, aprobado en 2018. Cuando la concentración de particulas motiva el nivel de «aviso», el decálogo establece que los autobuses urbanos e interurbanos deben abaratar un 20% sus precios. Si la cosa llega a la fase de «alerta», el descuento es del 40%.

El pasado febrero en Gijón, como en Oviedo y Avilés, la polución alcanzó el umbral de «aviso» y las administraciones acordaron rebajas de velocidad en las principales autovías, pero no cumplieron con el estímulo al transporte público. El motivo es que el organismo encargado de ello, el Consorcio de Transportes, carece de tecnología para hacer posibles esos descuentos.

La solución está en camino. El ente acaba de adjudicar por cinco millones la renovación de la tecnología que rodea al billete único. Si se cumplen los plazos, a finales de 2020 o inicios de 2021, Informática El Corte Inglés habrá desplegado las nuevas tarjetas y terminales que permitirán esos descuentos en días puntuales. Según viene avanzando el Consorcio, el nuevo sistema permite además que los viajeros dispongan de una tarjeta monedero, con dinero que se va consumiendo en los viajes, con independencia de que se hagan en bus o en tren. Se trata de una variante que hace posible suprimir el actual régimen de caducidad de los títulos, motivo de queja frecuente entre los usuarios.

Noticias relacionadas