Herido un niño de once años al caer desde un primer piso en Gijón

El techo de uralita roto y el coche que amortiguó la caída del menor./ARNALDO GARCÍA
El techo de uralita roto y el coche que amortiguó la caída del menor. / ARNALDO GARCÍA

El menor se precipitó a un garaje después de que cediera la uralita de un patio de manzana sobre el que caminaba. Sufrió una rotura de tobillo al amortiguar un coche su caída

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Un niño de 11 años ha resultado herido a primera hora de la tarde de este jueves tras precipitarse desde un primer piso al ceder la uralita de un patio de manzana de la calle de Juan Alvargonzález, en el barrio gijonés de El Llano.

La víctima había salido por la ventana de su piso y según los vecinos, caminaba sobre esa techumbre cuando en un momento dado, debido a su peso, se fracturó la estructura y se cayó desde una altura de unos tres metros al interior de un garaje. La suerte quiso que el primer golpe lo amortiguase un vehículo sobre el que se precipitó, por lo que no impactó directamente contra el suelo. Sufrió la rotura de un tobillo, pero «se levantó rápidamente y dijo: ahora viene a pagarte lo del coche mi madre», relató el propietario del negocio, atónito por la escena.

«Escuchamos un ruido tremendo, parecía que caía el edificio y cuando fuimos a mirar vimos a un niño en el suelo, al lado de un coche que tenía el techo abollado y un espejo de retrovisor roto», comenta el dueño del garaje. Fue él quien llamó a la Policía para alertar de lo ocurrido. El niño salió caminando y subió a casa solo rápidamente, fue luego llevado a un centro hospitalario. «Fue un milagro que no le pasase algo más grave, porque la caída fue tremenda», apuntaban los vecinos.

Al parecer el niño, de origen rumano, no era la primera vez que salía al techo del patio, un lugar al que no se puede acceder.