Piden 25 años de cárcel para cuatro acusados de estafar a un matrimonio de Gijón acuciado por las deudas

Los procesados se aprovecharon de que la pareja tenía importantes deudas para hacerse con una finca y una casa en Carreño y su vivienda habiutal en la ciudad

EFE

La Fiscalía solicita la condena de cuatro acusados de estafar a un matrimonio septuagenario que, acuciado por las deudas, accedió a formalizar la compraventa de una finca con casa en Carreño y su vivienda habitual en Gijón en la creencia de que estaban reunificando sus deudas. Los acusados se aprovecharon supuestamente de que un miembro de la pareja presenta un 38% de grado de minusvalía reconocido y el otro está a tratamiento por un trastorno adaptativo mixto y síndrome depresivo recurrente.

Así, según el relato fiscal, en julio de 2010, la pareja, de 70 y 71 años, decidió llamar a un teléfono que se anunciaba en un periódico, ofreciendo reunificación de deudas, para tratar así de aliviar su situación económica.

Al mismo contestó una de las acusadas que acudió al domicilio del matrimonio, en compañía de otro acusado, al que propusieron la venta de sus propiedades y le indicaron que con el dinero que obtuviesen, podrían pagar los créditos pendientes.

Además, les convencieron de que posteriormente se anularía esa enajenación y quedando a deberles una cuota de 215 euros mensuales durante un periodo de 25 años.

La pareja, debido a su escasa preparación y a la angustia que les producían las deudas, accedió, según la versión fiscal.

Los acusados entregaron a la pareja un total de 3.000 euros para ganarse su confianza y, en diciembre de 2010, ambos le acompañaron hasta una notaría, donde se formalizó la compraventa de las fincas de los denunciantes y de la casa de Gijón por 129.000 euros.

La compraventa se distribuía de esta manera: 19.500 euros en metálico, la cancelación de un crédito mantenido con Unión Financiera por 14.549, la cancelación de un crédito con la Caja de Ahorros de Asturias de 30.594 euros y un cheque nominativo de 64.356 euros.

La Fiscalía sostiene en su escrito de calificación provisional que los denunciantes no recibieron ni los 19.500 euros ni el importe del cheque nominativo.

Las fincas fueron transferidas a un tercer acusado, actuó informado por su hermano, que conocía todos los detalles de la operación y que también está acusado, y grabó las fincas con dos hipotecas, una por 89.994 euros y otra por 49.907, sin procederse en ningún momento a la anulación de la operación.

Tras el pago de algunas cuotas del préstamo, el acusado dejó de satisfacer el resto, iniciándose procedimiento de ejecución hipotecaria ante el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Gijón.

Los cuatro acusados afrontan una petición fiscal de seis años de prisión cada uno por un delito de estafa y a la mujer que contactó inicialmente con el matrimonio le pide otra pena adicional por un delito de falsedad en documento privado de 1 año y 3 meses de prisión. La Fiscalía interesa que se declare la nulidad de la compraventa de las fincas y que, en caso de que no se pudiese llevar a cabo, los acusados indemnicen al matrimonio en su valor.

La vista oral se celebrará el lunes, día 21, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, en Oviedo, a las 10:00 horas.