Gijón moviliza 20 millones en obras

Pista de Cimavilla. Una obra muy esperada en el barrio./
Pista de Cimavilla. Una obra muy esperada en el barrio.

En los próximos meses empezarán los trabajos en la nueva comisaría de la Policía Local, los campos deportivos de la Laboral y los Jardines de la Reina | Los dos pozos de tormentas y la escuela infantil de Contrueces, los proyectos más destacados

OLGA ESTEBAN GIJÓN.

El plan de vías es la infraestructura soñada. La esperada, proyectada, reproyectada y mil veces aplazada. Pero mientras llega la inversión multimillonaria que se prevé transformará la ciudad de una forma contundente, Gijón avanza en otras obras, inversiones e infraestructuras quizás consideradas menores pero que, en estos momentos, movilizan unos 20 millones de euros. Aunque la cifra es aún mayor si se tienen en cuenta los trabajos de conservación viaria, como los realizados esta semana pasada en Carlos Marx y que ocasionaron que no pocos conductores y alguna línea de EMTUSA tuviera que desviar sus itinerarios.

Hay muchas obras, y muy importantes, en marcha. Las que se llevan más de la mitad de la inversión actual son los dos pozos de tormentas. La EMA, entidad municipal más inversora de toda Asturias, ha destinado 14,7 millones de euros a estas dos infraestructuras. El de El Arbeyal es una obra necesaria para evitar inundaciones como las que ha sufrido La Calzada en algunas ocasiones. Salió a licitación por 10,7 millones y la obra fue adjudicada a FCC por 7,2 millones. En cuanto al de Hermanos Castro, esencial para evitar los alivios en días de fuertes lluvias, su precio inicial era de 10,2 millones y lo está construyendo Acciona por 7,3 millones. Los nuevos pozos estarán finalizados en 2020.

Otro de los proyectos más esperados es la escuela infantil de Contrueces. El centro viene a acabar con un parón de varios años en la expansión de la red de 0 a 3 en la ciudad. Ante los persistentes problemas para poner en marcha la escuela infantil en el antiguo colegio Cabrales, la de Contrueces será la primera en inaugurarse desde que en 2013 abriera sus puertas la de Nuevo Roces. El nuevo equipamiento, ubicado en el solar entre las calles Río Sella e Irene Fernández Perera, abrirá el próximo curso, aunque no en septiembre. Cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros, tendrá seis unidades y 78 plazas que, sin duda, paliarán la lista de espera que, año tras año, se repite para acceder a las escuelas infantiles.

El arreglo de caminos en la zona rural se lleva en estos momentos importantes partidas La futura pasarela de Nuevo Roces está en proceso de fabricación en el taller

Dos pistas deportivas se llevan también importantes partidas. 900.000 euros la obra para cubrir la pista polideportiva del cerro de Santa Catalina, un proyecto que llegó a sacar a la calle a los vecinos de Cimavilla, hartos de esperar por una iniciativa aprobada en 2015 y que permitirá que los alumnos del colegio Honesto Batalón cuenten con un recinto protegidos para sus actividades deportivas.

La otra pista que está siendo arreglada es la de la Algodonera, en La Calzada, donde juegan los equipos base del Telecable Hockey Club (antiguo Hostelcur y Solimar). El proyecto, con un presupuesto de ejecución de unos 426.000 euros, pasa por adecuar la pista existente para dar cumplimiento a los requisitos de la Real Federación Española de Patinaje.

Carril bici paralizado

Del deporte al turismo. Han finalizado las obras de la Casa Paquet, tras una inversión inicial de 748.000 euros no exenta de problemas (y sobrecostes) para convertir el inmueble en un albergue especializado en peregrinos. También con problemas se ha encontrado la obra del carril bici que conectará Nuevo Roces con la vía verde de La Camocha, que cuenta con un presupuesto de algo más de 100.000 euros. Su construcción se ha paralizado tras las quejas de los empresarios del polígono industrial sobre el trazado y la seguridad del carril. Obras Públicas anunció hace solo unos días que se daba un plazo de un mes para estudiar la situación.

Nuevo Roces se lleva también otra importante inversión que ya está en marcha: unos 600.000 euros para la construcción de la pasarela que permitirá a ciclistas y peatones llegar desde el parque situado junto a la escuela infantil de Nuevo Roces hasta el camino del Arbesú, al lado de los antiguos depósitos de la Empresa Municipal de Aguas, sobre la A-8. La infraestructura está en pleno proceso de fabricación, después de que Carreteras diera a principios de año el visto bueno para su instalación.

Avanzados están, por su parte, los trabajos de adecuación del aparcamiento ubicado junto al Albergue Covadonga, a cargo de la Empresa Mixta de Tráfico, para convertir lo que era una zona sin regular en un área de aparcamiento de larga estancia. Esto es, de pago. Tendrá 200 plazas.

Muchos miles de euros se está llevando ahora mismo la zona rural. En primer lugar, por una actuación de emergencia que se licitó para arreglar caminos en mal estado tras el último temporal, principalmente en Lavandera. Y, además, por un buen número de actuaciones en Fano, Caldones, Serín, Porceyo y Deva, que han arrancado este mismo mes y que se llevan 200.000 euros. La próxima semana comenzarán nuevos trabajo. También en marcha está el arreglo de los patios interiores de la calle Río Eo y los trabajos de accesibilidad en el parque de Isabel la Católica. Explica la directora general de Coordinación de Infraestructuras, María López Castro, que este importante volumen de obras no tiene tanto que ver con la época preelectoral, sino con el momento del año, que es cuando se produce la disposición de las partidas presupuestarias.

Hasta aquí, lo que está en marcha. Pero el listado crecerá en breve. Porque a punto están de empezar los trabajos de remodelación de los falsos techos del Antiguo Instituto (52.000 euros), así como actuaciones en colegios para la protección de laterales y renovación de pistas. Cuando lleguen las vacaciones escolares habrá más obras en los centros.

Pendiente de adjudicación está la reforma de los campos deportivos de La Laboral. El Ayuntamiento licitó los trabajos por 1,7 millones de euros, solo en lo referente a la primera fase. Hay también 1,9 millones para seguir poniéndose al día del plan de fachadas y la intención de continuar con las siguientes fases del plan de barrios degradados, en Inuesa y Portuarios. Además, para el otoño se ha fijado el inicio de las obras de remodelación de los patios de La Camocha.

En el listado de 'pendientes', también, el proyecto de los Jardines de la Reina, que está pendiente del informe de Patrimonio y la nueva comisaría de la Policía Local.

Temas

Gijón