«Salí descalzo de casa y a alguien le debió de parecer muy extraño»

«Salí descalzo de casa y a alguien le debió de parecer muy extraño»
TPA

El padre del bebé que paseaba con «rumbo errático» por la playa de San Lorenzo este domingo asegura que «todo ha sido un malentendido»

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

«Todo ha sido un malentendido, no ocurrió nada». David Martín, el hombre de 42 años que el domingo por la mañana fue trasladado a la unidad de Psiquiatría del Hospital de Jove después de que la Policía lo interceptase con actitud «errática e incoherente» con su bebé en la playa, explicó a la RTPA que «no hay nada extraño y no ha pasado nada».

«Vivimos cerca de la playa y salí descalzo para pasear por donde rompe el agua, alguna persona lo vio, le pareció muy extraño y decidió llamar a la Policía», relató. La actitud le llamó la atención a dos testigos y también a los agentes de la Policía Nacional que acudieron a la llamada. Eran poco más de las 8 de la mañana y el hombre llevaba a su hija de apenas 45 días en brazos, con poca ropa y sin carrito. Cuando los agentes se aproximaron, él no accedió a mostrarles al bebé para que comprobasen que estaba bien, sino que optó por mantener una «actitud evasiva, incoherente y sin aportar explicaciones sobre lo que hacía en la orilla a horas tan tempranas».

Fue por ese motivo, y para salvaguardar la seguridad del bebé, por lo que los agentes optaron por que les entregase a la niña y proceder luego a llamar a la madre de la pequeña, que se encontraba en su domicilio del barrio de La Arena ajena a lo que estaba ocurriendo. Fue ella la que aportó la primera pista a los agentes: habían pasado muy malas noches desde que la niña nació y esa madrugada en concreto, la habían pasado prácticamente en vela. Por ese motivo, su pareja decidió salir a dar un paseo para que al bebé le diese la brisa marina. La idea no pareció la mejor teniendo en cuenta las consecuencias que les trajo. El hombre, al parecer, según apuntó la valoración médica, pudo sufrir un cuadro de estrés agudo, agravado por la falta de horas de sueño, lo que le habría llevado a actuar de forma «anómala».

Los facultativos médicos que atendieron el domingo en el área de Psiquiatría del Hospital de Jove al hombre que se paseaba con su bebé por la playa de San Loranzo, no apreciaron patología mental alguna más allá de un cuadro de bloqueo transitorio. Fue llevado al centro sanitario en ambulancia después de que la Policía Nacional, alertada por dos testigos que llamaron por separado, lo localizasen en la playa «desorientado, confuso y con rumbo errático con el bebé en brazos».

Más información

Investigación policial

Los padres del bebé acudieron este lunes a la Comisaría de la Policía Nacional para entrevistarse con los integrantes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM), quienes abrieron una investigación para esclarecer las causas que desencadenaron el incidente en la mañana del domingo. La madre reiteró que la convivencia entre ambos y con la pequeña era buena y que su compañero sentimental nunca había manifestado patología psiquiátrica.

Por su parte, la revisión médica que los sanitarios practicaron a la niña en el Hospital de Cabueñes determinó que estaba en perfecto estado de salud, bien cuidada y únicamente con una leve hipotermia por el paseo de la mañana con unas bajas temperaturas.

Desde la Comisaría realizarán un seguimiento los próximos meses de la situación familiar, si bien los datos y las pruebas médicas apuntan a que podría tratarse de un episodio aislado. El amplio despligue policial por el incidente tuvo lugar a primera hora de la mañana del domingo a la altura de la escalera 10 de la playa de San Lorenzo.