El gobierno local desafiará el bloqueo de la izquierda con 4,5 millones para obras en barrios

Ana Braña durante la entrevista concedida en la 'Lupa', de Canal 10. / PALOMA UCHA
Ana Braña durante la entrevista concedida en la 'Lupa', de Canal 10. / PALOMA UCHA

Segregará del resto de inversiones sostenibles el albergue de peregrinos para buscar el apoyo de Xixón Sí Puede a los ajustes presupuestarios

MARCOS MORO GIJÓN.

El equipo de gobierno de Foro desafiará la estrategia de bloqueo de la izquierda a nuevas modificaciones presupuestarias llevando al próximo Pleno, previo paso por la Comisión de Hacienda, un paquete de 4,5 millones de euros para obras en colegios y equipamiento deportivos de Cimavilla y barrios de la zona oeste. La idea de la concejala de Hacienda, Ana Braña, es agotar toda la reserva para inversiones financieramente sostenibles con cargo al remanente de Tesorería ante los movimientos esbozados por los tres grupos políticos implicados en una posible moción de censura para desbancar a Carmen Moriyón de la Alcaldía.

Tras la primera reunión a tres bandas para acercar posturas entre PSOE, IU y Xixón Sí Puede, el portavoz socialista, José María Pérez, dejó entrever un acuerdo implícito para coordinarse y negociar conjuntamente el sentido del voto ante nuevas modificaciones presupuestarias llevadas por el gobierno local de Foro a los plenos. Todo ello con el objetivo de evitar que esos ajustes presupuestarios puedan condicionar o restar margen de decisión económica a un posible gobierno de la izquierda en Gijón si prosperan las negociaciones entre estos tres grupos de la oposición, que suman 15 concejales de 27, para presentar una moción de censura contra la alcaldesa de Foro. Una regidora a la que también quieren minar y debilitar de cara a una posible candidatura autonómica de su partido haciendo que pase unos meses en la oposición antes de los próximos comicios.

El gobierno local es consciente de esta novedad en cuanto a estrategia política de los partidos de izquierda, lo que puede poner aún más palos en las ruedas en el funcionamiento del Ayuntamiento en esta etapa de prórroga presupuestaria y con un plan económico-financiero pendiente de aprobar por haber incumplido en 2017 la regla de gasto. Pese a ello, el gobierno local intentará que, como ya ocurrió en los últimos meses, Xixón Sí Puede permita sacar adelante algunas de sus propuestas de modificaciones presupuestarias. Sobre todo aquellas que tienen que ver con obras largamente demandadas por asociaciones vecinales y que benefician a barrios en los que Foro no viene siendo, precisamente, la fuerza más votada. Es el caso de la cubierta de la pista polideportiva de Cimavilla que usa el Colegio Honesto Batalón o las mejoras en el complejo deportivo de La Calzada, y en las canchas de La Algodonera y la Dehesa. En estas modificaciones también habrá partidas para reformas en los colegios públicos y arreglos en el Albergue Juvenil Palacio San Andrés de Cornellana.

La concejala de Hacienda, Ana Braña, fue ayer protagonista de una larga entrevista en el programa 'La Lupa', de Cana 10. Fuera de cámara avanzó que para intentar volver a contar con el apoyo de al menos cinco de los concejales de Xixón Sí Puede, sacará del resto de inversiones para obras en los barrios la parte de adquisición del equipamiento y el mobiliario necesarios para la entrada en servicio de la oficina de turismo y el albergue de peregrinos de la Casa Paquet. La concejala destacó que ése fue «el obstáculo o reparo» en el Pleno de mayo que impidió aparentemente que los ediles de la formación morada (sin tener en cuenta a la concejala crítica Verónica Rodríguez) sumarán sus votos a los del equipo de gobierno para sacar adelante un paquete de 3,1 millones en inversiones financieramente sostenibles.

En el caso de que los tres grupos de la izquierda decidan aplicar el bloqueo a esta remesa con inversiones que venían recogidas en sus programas electorales, caso de la cubierta de la pista de Cimavilla, Braña advirtió de que será la oposición «la que tendrá que dar explicaciones de por qué deciden parar unas obras tan demandadas por los vecinos».

Además de las inversiones financieramente sostenibles, en esta nueva remesa de modificaciones presupuestarias que irán al Pleno del próximo miércoles día 27, también se recogerán suplementos de créditos par para inversiones comprometidas para Emulsa (más de un millón de euros) y el pago de expropiaciones.

En una entrevista en 'La Lupa', de Cana 10, a preguntas de Juan Neira, negó que el equipo de gobierno esté cerrado a negociar con el resto de grupos aspectos del plan económico-financiero, que, no obstante, sí reconoció que es un documento «muy ajustado». «No ha habido peticiones ni demandas concretas de incorporación por parte de los grupos. No ha habido negativa por el momento a nada por nuestra parte», remarcó. «El plan financiero, como los vertidos de la playa, son una excusa para algunos grupos de la oposición», opinó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos