El grado de Deporte costaría un millón en Mieres y diez en otra sede, apunta el rector

Félix Baragaño, Juan Carlos Campo, José Ramón Obeso, David de la Fuente y José Carlos Prado. / J. TUERO
Félix Baragaño, Juan Carlos Campo, José Ramón Obeso, David de la Fuente y José Carlos Prado. / J. TUERO

La cifra depende de si se necesita crear nuevos espacios para la docencia o se aprovechan los recursos ya existentes en los campus universitarios

E. FANJULGIJÓN.

Nueve millones de euros, esa es la cuantiosa diferencia económica que supondría ubicar en una u otra sede el nuevo grado de Deporte que prepara la Universidad de Oviedo. Según manifestó ayer en Gijón el rector Santiago García Granda, «el coste de una nueva ubicación», que requiriese partir de cero en la construcción de instalaciones, supondría una inversión de «diez millones de euros» frente a solo «un millón donde ya tenemos instalaciones disponibles».

García Granda asistió ayer a la primera jornada del XXIII Congreso de Ingeniería de Organización que se celebra en el recinto ferial Luis Adaro. Allí, el rector explicó que esos datos económicos son parte de las conclusiones ofrecidas por la comisión encargada de elaborar «el plan de estudios para intentar traer la titulación de deportes a la Universidad de Oviedo». A este respecto García Granda destacó que «utilizaremos todos los recursos que tiene la Universidad y lo importante es decir que no tenemos todos los recursos».

En cuanto al debate y la polémica suscitados sobre qué campus será finalmente la sede del grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, el rector no concretó ninguna de las opciones existentes y se limitó a asegurar que «yo apoyo a la Universidad de Oviedo».

En cuanto a las dotaciones e infraestructuras existentes para el desarrollo de la nueva titulación, el rector recordó que en el campus de Mieres «hay algunas instalaciones, no todas», tanto «docentes y deportivas no usadas o poco usadas que podrían utilizarse inmediatamente».

Respecto a las carencias de Mieres para acoger el nuevo grado, García Granda apuntó que en el campus minero «falta un componente fijo que es el personal, necesitamos contratar un personal que no tenemos. Después se necesitan unos laboratorios específicos para esta carrera, que no los tenemos». A su favor cuenta con «un montón de espacio que podemos utilizar, un polideportivo y una residencia de estudiantes», añadió.

«Va lento»

Santiago García Granda señaló además que «sabemos que en Gijón tenemos muchas instalaciones y en Oviedo también». Respecto a la candidatura del campus gijonés como posible sede, allí la Universidad de Oviedo tiene también «muchas instalaciones», aunque las deportivas no pertenecen a la institución académica. En este sentido, también indicó que esta inversión «no es disuasoria de Gijón, lo mismo ocurriría en otra ubicación en la que no haya instalaciones libres, es decir, edificios, aulas y laboratorios, que necesitamos».

Santiago García Granda manifestó también que en torno a un grado «siempre hay muchos estudios como postgrados y doctorados». En concreto afirmó que «si orientamos el grado a Deporte y Salud, los hospitales universitarios más potentes están en Oviedo y Gijón».

Aún no hay un plazo cerrado de finalización del proyecto para la creación del grado de Deporte en la Universidad de Oviedo, porque según explica el rector que el proceso «va más lento» de lo esperado por distintas circunstanias, si bien «hay bastante acuerdo sobre el plan de estudios».

Más noticias