Gran espicha del Hospital de Cabueñes