El Grupo exhibe su músculo

El Grupo exhibe su músculo

El club cerró los actos de su ochenta aniversario con su multitudinaria presentación

VÍCTOR M. ROBLEDO

El aplauso más intenso fue el último. Nada más terminar la presentación de las 24 secciones deportivas del Grupo, cuatro de los socios más veteranos de la entidad –Lisardo Argüelles, María Teresa Valdés, María Ángeles Zorrilla y Juan Ignacio Rodríguez– irrumpieron en el Pabellón Braulio García por un pequeño pasillo formado por los jóvenes deportistas y portando una bandera del club. Con esa emotiva imagen en la que se mezclaban el pasado y el presente se dieron por cerrados los actos conmemorativos del ochenta aniversario del Grupo Covadonga, que ayer volvió a exhibir músculo en su tradicional presentación.

Desde primera hora de la tarde se respiraba en todos los rincones del Grupo la tensión de una jornada imprescindible en su calendario anual. Los chándales de la marca Joma que el club estrena esta temporada, las camisetas y toda clase de prendas representativas del club portadas por niños y monitores tomaron cada rincón de las instalaciones.

El acto arrancó entre bambalinas pasadas las seis de la tarde, con el posado para los fotógrafos de cada una de las veinticuatro secciones deportivas del club en el módulo anexo al Braulio García. Deportistas curtidos en el Grupo, como los componentes de la sección de pelota o la de bolos, se mezclaban con jóvenes grupistas que vivían su primer desfile. Las tablas de unos y los nervios de otros eran evidentes, aunque no en todos los casos se correspondían con la edad.

Minutos después de las seis, acompañados por una música propia de una banda sonora de una película de acción, los componentes de la sección de ajedrez entraron entre una moderna pantalla instalada en una de las esquinas del pabellón. En las gradas no quedaba ya ni un solo asiento vacío. Los padres y los abuelos, en muchos casos más emocionados aún que los propios deportistas, desenfundaron rápidamente sus teléfonos para no inmortalizar un momento inolvidable.

La imagen se repitió durante la presentación de las veinticuatro secciones, que fueron apareciendo por orden alfabético. Los deportistas saludaban al público desde el centro de la cancha justo mientras una 'voz de off' ofrecía datos de número de licencias, equipos e historia de la sección. A continuación, desde una enorme pantalla se proyectaba un breve vídeo en el que se recogía su día a día de entrenamientos y el testimonio de alguno de los deportistas. La cancha fue poco a poco tiñéndose de rojo y azul marino, los colores de las equipaciones del club, hasta cubrir prácticamente por completo el parqué.

Los equipos de baloncesto, con 343 licencias, y los de hockey, con 454, fueron de los más aplaudidos, aunque todos recibieron la ovación y el reconocimiento del resto del club.

El acto, en el que participaron unos dos mil deportistas, se cerró con una animada versión de 'Asturias, patria querida'. Antes, durante la intervención de las autoridades, el presidente Antonio Corripio agradeció el trabajo de los monitores del club y pidió a los jóvenes «lucha y esfuerzo». Jesús Martínez Salvador, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Gijón, destacó que el Grupo «forma parte de la piel y el tejido de Gijón». Por último, José Ramón Tuero, director general de Deportes del Principado, afirmó que el club «representa el valor del esfuerzo y el sacrificio». El Grupo arranca el curso en plena forma.