El Grupo ensalza a sus deportistas

Todos los galardonados en el acto de ayer, junto a los miembros de la junta directiva del Real Grupo de Cultura Covadonga. / CAROLINA SANTOS
Todos los galardonados en el acto de ayer, junto a los miembros de la junta directiva del Real Grupo de Cultura Covadonga. / CAROLINA SANTOS

Corripio resalta el esfuerzo colectivo para incluir a personas con discapacidad | José Iván Díaz y Agustín Antuña dedicaron sus galardones, en el día grande de las fiestas, «a todos los que trabajaron por el club hasta hoy»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Ayer fue el día grande de las fiestas del Real Grupo de Cultura Covadonga y estuvo especialmente dirigido a los deportistas del club, tanto a los del presente como a los del pasado y que han contribuido a hacer de la entidad lo que es en la actualidad. Hubo actos tanto en Mareo como en el recinto de Las Mestas. En el primero se celebraron una espicha, mini-golf y juegos infantiles, mientras la sede central grupista concentró los actos principales. Todo comenzó con una procesión desde la entrada principal del recinto hasta el pabellón en el que se celebraría la misa por los socios fallecidos y la entrega de los galardones a los deportistas. Esa procesión culminó con una ofrenda floral ante el busto de Jesús Revuelta, donde el párroco de la Asunción, Eduardo Jiménez, dijo que «ofrecemos 'a la Santina el detalle de estas flores con las que reconocemos su esfuerzo en apoyo a las tareas yproyectos que el Grupo afronta con ilusión».

El párroco ofició la misa en recuerdo de los grupistas fallecidos este año. Estuvo acompañado por la música del Orfeón del Grupo Covadonga, que culminó el oficio con el 'Himno de Covadonga' y, como no podía ser de otra forma, con el 'Asturias patria querida', ambos muy aplaudidos por la multitud que llenó el pabellón durante la misa. Eduardo Jiménez, que lleva 20 años oficiando este oficio en las fiestas patronales, resaltó «esta gran familia que sois en el Grupo Covadonga y que habéis sido modelo durante mucho tiempo, lo que os honra».

Recuerdo para 'Antuán'

Antes de que la junta directiva entregara las distinciones al grupista ejemplar, el socio con mejor trayectoria deportiva, a los internacionales o medallistas en campeonatos de España y a los trabajadores que cumplen 25 años de servicio en el Grupo, el presidente del club, Antonio Corripio, se dirigió a la concurrencia y resaltó que rige «una entidad cada día más grande, no solo en cuanto a volumen y sedes, sino en cuanto a logros deportivos. Una entidad que encarna los valores del esfuerzo, la disciplina, la colaboración, la entrega y la generosidad».

Tuvo Corripio un especial recuerdo en su alocución a Antonio Sánchez Mondéjar 'Antuán', fallecido hace un año, un «nadador máster que siempre estará en nuestro recuerdo». A esas palabras siguieron una cerrada ovación por parte de todos los asistentes.

El presidente también hizo referencia a uno de los principales objetivos que su junta directiva tiene marcada para este año: «Queremos hacer especial mención al gran esfuerzo que entre técnicos, padres y los propios deportistas se está haciendo para que la inclusión de personas con discapacidad sea una realidad y que puedan acceder a todo tipo de servicios y actividades, no solo desde el punto de vista lúdico y formativo sino también desde el ámbito deportivo».

«Historia viva»

Pero los verdaderos protagonistas del acto fueron José Iván Díaz Cortina, que recibió el galardón a la trayectoria deportiva, y Agustín Antuña Suárez, el de grupista ejemplar. Antonio Corripio repasó la trayectoria de ambos y aseguró que «han contribuido a la historia viva de este club». El primero está considerado «el padre de la gimnasia» en el Grupo Covadonga, mientras que el segundo se distinguió en múltiples facetas deportivas, pero especialmente en halterofilia, llegando a participar como juez en seis juegos olímpicos.

Una cosa tuvieron en común los dos premiados, que consideraron sus galardones producto del trabajo realizado por numerosos grupistas, desde padres hasta deportistas, pasando por entrenadores, delegados y demás personal del club. Díaz Cortina explicó que «entre todos elevamos el nivel de la gimnasia asturiana al mismo de aquellas federaciones que tanto envidiábamos en este deporte». Repasó la historia de cómo la gimnasia artística llegó a ser una sección más del club y dedicó la distinción a «todos los hombres y mujeres que trabajaron por este deporte hasta el día de hoy». Agustín Antuña, por su parte, reconoció su emoción por ser nombrado grupista ejemplar y quiso recordar a «todos aquellos hombres y mujeres que en todos estos años hicieron posible que el Grupo sea lo que es hoy». Rememoró los tiempos en los que el club tenía su sede con solo 846 socios y hoy roza los 40.000, por lo que también se quiso acordar «de tantos directivos, que tanto criticamos muchas veces, pero que dedicaron muchas horas, meses y años trabajando por el Grupo». Antuña quiso dedicar la distinción a todos los grupistas.

Ese fue el principal acto de la jornada de ayer, pero no el único, pues los grupistas también disfrutaron con partidos de hockey, tenis y balonmano, una exhibición de grupos folclóricos infantiles y del concierto de Henry Méndez, que causó las delicias de los más jóvenes. Las fiestas continúan hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos