La Guardia Civil denuncia a una empresa por uso fraudulento de gasóleo bonificado

Los tres depósitos con 2.000 litros de gasóleo cada uno que la empresa tenía en una nave para repostar sus vehículos. / G. C.
Los tres depósitos con 2.000 litros de gasóleo cada uno que la empresa tenía en una nave para repostar sus vehículos. / G. C.

Llenaba el depósito de la mayoría de sus vehículos comerciales con un combustible reservado a uso agrícola o ganadero

L. M. GIJÓN.

Efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón han localizado y denunciado a una empresa asentada en Asturias, cuya actividad está dirigida al sector de las telecomunicaciones, por uso fraudulento de gasóleo bonificado. La firma había instalado en su nave tres depósitos con capacidad para dos mil litros de combustible cada uno con el objeto de llenar el depósito de los vehículos que usaban sus empleados en los desplazamientos para realizar su actividad comercial. Dos de esos depósitos contenían gasóleo del tipo 'B' y el tercero, del tipo 'A', es decir, el destinado a automoción. El tipo 'B', que está bonificado, es el que se utiliza para trabajos específicos de ganadería, agricultura, selvicultura y pesca profesional. La normativa española contempla otro tipo de gasóleo, el denominado 'C', que es que se emplea para calefacciones.

La cuestión es que, tal y como pudieron comprobar los agentes, la empresa empleaba el gasóleo tipo 'B' para repostar la mayoría de su flota, tanto los vehículos propios como los que tenía alquilados. Lo hacía con el total desconocimiento de todos sus empleados menos uno, que era el que se encargaba de llenar el depósito de los coches y furgonetas.

Los efectivos de la Guardia Civil realizaron los primeros controles el pasado 26 de julio. Las actuaciones finalizaron el pasado miércoles, con las últimas inspecciones a los vehículos de alquiler que les faltaba por examinar.

29 actas de infracción

Tras estas pesquisas, los agentes de la Benemérita abrieron 29 actas de infracción administrativa a la empresa. 19 de ellas por incumplir la ley de Impuestos Especiales, por el uso indebido de gasóleo bonificado. Otras cuatro, por infracción a la ley de Industria por carecer de autorización para la instalación, actividad y uso y por falta de inscripción en el Registro de Instalaciones Petrolíferas de la Consejería de Industria del Principado. Tres actas más fueron por infringir el Real Decreto de instalaciones petrolíferas, al carecer de las medidas de seguridad obligatorias (contra incendios, protección contra golpes y carteles informativos de riesgo) y las dos últimas por carecer de la ficha de datos de seguridad en cuanto a la sustancia que manipulan los operarios de la empresa.

Del mismo modo, se tramitó un acta de infracción administrativa a la Ley del Sector de Hidrocarburos a la estación de servicio que le suministró el gasóleo de forma indebida, «al no estar autorizada la instalación, actividad y uso de dichos depósitos», explicó ayer la Guardia Civil en un comunicado.

Las actas por el uso indebido de gasóleo bonificado, y las muestras extraídas, fueron entregadas en la Aduana de Avilés, para que quedaran a disposición de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales. El resto de actas se trasladaron a la Consejería de Industria.

 

Fotos

Vídeos