«Mi hija siempre me pedía que le leyese el cuento que escribí»

Raquel Ostáriz, la autora del cuento para niños. / J. C. TUERO
Raquel Ostáriz, la autora del cuento para niños. / J. C. TUERO

Hoy presenta su primer cuento para niños, '¡Mi primer día en el cole!', a las 19.30 horas, en la escuela San Esteban

MARLA NIETOGIJÓN.

La sonrisa de Raquel Ostáriz (Gijón, 1982) es eterna. Una mujer que cae bien desde el primer minuto, que se muestra nerviosa hasta coger confianza, pero con una amabilidad y ternura muy afín a su profesión: maestra de niños de Infantil y Primaria. Presenta esta tarde su primer libro, '¡Mi primer día en el cole!', a las 19.30 horas en la escuela infantil que dirige, San Esteban.

-¿Es su primera vez como escritora?

-Sí. Se trata de un cuento que escribí cuando tenía 24 años. En aquel entonces me olvidé de él, lo metí en un cajón y ahí se quedó. Pero hace un año, cuando mi hija Corina, de tres años, iba a empezar en otro centro educativo diferente al que yo trabajo, recordé la historia y lo rescaté. Es un cuento para los niños y sus familias.

-¿Por qué decidió escribirlo?

-Me acordé de lo que yo misma sentí cuando tuve que separarme de mi madre por primera vez para ir al colegio. Fue un momento difícil, como lo es para muchos niños. Por eso consideré que, tal vez, plasmando mis sensaciones y ese paso de tristeza a alegría podría ayudar a los niños a los que les sucede esto a ver de una forma más positiva el primer día de cole. La figura de la profesora es muy importante en este cuento, porque es la que consigue calmar la angustia de los niños. Llevo once años viendo lo mal que lo pasan muchos pequeños y me gustaría ayudarles de alguna manera.

-¿Cómo es Claudia, la protagonista del cuento?

-Lo primero de todo, el personaje de Claudia sería yo misma cuando era pequeña. En el cuento la dibujé como una niña de tres años, pelirroja, con ojos verdes y que lleva siempre dos coletas. Es muy alegre y le gusta mucho jugar.

-¿Cómo se organizó para escribir esta historia?

-La verdad es que este libro lo escribí como me salió del alma, y me basé en mi experiencia personal, no tenía pautas. Eso sí, estoy acostumbrada a ser constante y cuando empiezo algo siempre lo termino cuanto antes.

-¿Cómo se atrevió a dar el paso?

-Cuando recuperé el texto del cajón, que eran words pegados en cartulinas acompañados de dibujos, se lo leí a Corina. Era un cuento pequeño, de seis páginas, ahora tiene algo más de veinte. A mi hija le encantó y desde entonces siempre que quería un cuento me pedía 'el de la niña de las coletas', yo no lo entendía teniendo tantos otros libros buenos alrededor, pero ella prefería ese. Entonces opté por ir en enero a registrarlo en Oviedo y la editorial 'Sé leer' se interesó en él.

-Además, le encanta el dibujo, ¿no?

-Muchísimo. Tengo un montón de dibujos por libretas. Con ellos he podido ilustrar el libro y explicar mejor lo que cuento. Me considero una persona muy creativa, pues me encanta tanto dibujar como escribir.

-De cara al futuro, ¿cree que escribirá más?

-No lo sé todavía. Tengo bastantes cosas escritas por ahí, pero depende de cómo salga todo con este primer libro. Ideas hay, pero falta ver resultados para tomar decisiones de cara a mi futuro literario.

-¿Cuál sería la temática si escribiese nuevos libros?

-Seguiría en la línea de cuentos infantiles y contaría historias de niños. En la escuela infantil que dirijo, la San Esteban, veo muchos niños que lo pasan mal por cosas que suceden a su alrededor. Por ejemplo, cuando tienen hermanos nuevos o cuando se tienen que mudar, entre otros ejemplos. Además, acabo de terminar los estudios de Pedagogía Terapéutica, que me ayudan a comprender los miedos e inseguridades de los niños y a sensibilizarme más con ellos.

Temas

Gijón