Un hombre agrede a los policías que le impidieron conducir en estado ebrio

Los agentes tratan de reducir al hombre. / JOSÉ SIMAL

El individuo, que se mostró muy agresivo, protagonizó un altercado en una sidrería en Nuevo Gijón y se negó a hacer la prueba de alcoholemia

O. SUÁREZ GIJÓN.

La Policía detuvo ayer por la tarde a un hombre ebrio que provocó un altercado en una sidrería de la calle de la Sierra del Sueve, en Nuevo Gijón, e intentó conducir su vehículo pese a encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Los agentes fueron alertados por el personal del establecimiento hostelero después de que el individuo se mostrase sumamente agresivo.

Cuando intentaron identificarlo para hacerle la prueba de alcoholemia, según explicaron los testigos, empezó a insultar a los policías y a lanzarles patadas y puñetazos. Llegó incluso a bajarse los pantalones, relataron las personas que se encontraban presentes.

Fueron necesarios hasta cuatro agentes para conseguir introducirlo en el coche con el que lo trasladarían a los calabozos de la Comisaría. En una de las ocasiones lo metieron por una puerta y él detenido salió por la otra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos