«iDental nos roba la sonrisa y el dinero»

Afectados por el cierre de iDental se manifiestan en Gijón. /ARNALDO GARCÍA
Afectados por el cierre de iDental se manifiestan en Gijón. / ARNALDO GARCÍA

Unos ochenta afectados por el cierre de las clínicas protestan en Gijón para reclamar una solución a sus casos

COVADONGA RODRÍGUEZ y E. C.

Cerca de ochenta afectados por el cierre de las clínicas de iDental han participado esta tarde en una marcha de protesta que arrancó alrededor de las siete de la tarde frente al Palacio de Justicia de Gijón para dirigirse al Ayuntamiento. De esta forma y bajo los lemas «Idental nos roba la sonrisa y el dinero» o «la salud dental es un derecho», reclaman que se busque una solución a sus casos tras el cierre de las clínicas.

Participaban en esta marcha Mario Suárez del Fueyo, portavoz de Xixón Sí Puedo en el Ayuntamiento de Gijón, así como el portavoz parlamentario del Podemos Asturias. Del Fueyo ha exigido que se devuelvan los historiales clínicos a los afectados ya que, recuerda, desde que los recuperó la Policía todavía no han sido aportados a los pacientes. También ha aprovechado para exigir al Principado que cubra los gastos generados por las clínicas a los afectados y que se ponga todo el empeño en impedir que las financieras dejen de cobrar a los afectados. Por su parte, Enrique López ha reclamado que la cobertura de las alud dental forme parte del sistema sanitario español y que sea «libre y gratuito para todos».

Entre los pacientes afectados que que se han unido a esta marcha de protesta está Adriana López quien hace año y medio inició un tratamiento en las clínicas. «Me hicieron una limpieza, una extracción que no me tenían que haber hecho y una endodoncia en la que me dejaron un trozo de lima metida dentro», recuerda esta paciente quien canceló el tratamiento con iDental al ver que tampoco le trataban unos quistes que tenía. Pese a esta decisión, Adriana vio cómo su nombre se encontraba dentro de una lista de morosos porque la financiera le seguía cobrando un tratamiento que había decidido suspender. Ahora, tras ganar un juicio sobre el que iDental podría recurrir, no sabe si sigue estando en la lista de morosos o no, ya que las clínicas han cerrado.

Otra de las manifestantes afectadas es Mar de la Fontana, quien, pese a que inicialmente estaba contenta con el tratamiento de las clínicas, ahora se encuentra con que algunos implantes están flojos y otros se le cayeron. Por su parte, Avelino Toral se animó a someterse a un tratamiento en la clínica porque le hacían un descuento importante. «De los 20.000 euros que costaba me lo dejaban en 5.870». Le pusieron ocho implantes y le cayeron seis.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos