Imputados por extorsión y asociación ilícita la CNT Gijón y su secretario general

Imputados por extorsión y asociación ilícita la CNT Gijón y su secretario general
Sede de la CNT con una pancarta en la ventana de La Suiza. / D. MORA

El juzgado de Instrucción número 5 investiga al sindicato y a Héctor González tras la denuncia interpuesta por la pastelería La Suiza

PABLO SUÁREZ / OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

El juzgado de Instrucción número 5 ha imputado al sindicato CNT Gijón y a su secretario general, Héctor González, por los delitos de asociación ilícita y extorsión. Este procedimiento se suma al ya existente en el juzgado de Instrucción número 4, cuya titular mantiene en calidad de investigados a una treintena de afiliados y simpatizantes del sindicato por un presunto delito de calumnias.

Ambos investigaciones se encuentran en fase de instrucción tras las denuncias interpuestas por los propietarios de la pastelería 'La Suiza', quienes, presuntamente, fueron sometidos a 16 escraches tras el despido de una trabajadora, entre los meses de mayo y septiembre de 2017. A ello se sumó el reparto de pasquines y la colocación de carteles por toda la ciudad calificando al dueño de la pastelería de acosador sexual, una denuncia interpuesta por la empleada y que fue archivada en primera y segunda instancia.

«Estamos orgullosos de la acción sindical que realizamos en defensa de la trabajadora»

Héctor González, secretario general de CNT Gijón, ya ha testificado en calidad de investigado ante el juez Juan Laborda. En declaraciones realizadas a EL COMERCIO se mostró «orgulloso» de la acción sindical llevada a cabo «en defensa de la trabajadora despedida. Buscan meternos miedo y perseguir cualquier protesta sindical, pero no lo van a conseguir», señaló. «Los empresarios no pueden hablar de extorsión y abusos, porque los únicos abusadores aquí son ellos», añadió el representante sindical.

La imputación por extorsión parte del testimonio y las pruebas aportadas por los propietarios de La Suiza, quienes mantienen que miembros de la CNT en Gijón se reunieron con su abogado con el objeto de pedirle 6.039 euros como indemnización para la empleada y amenazándoles de que en caso de no hacer frente a ese pago, llevarían a cabo una serie de acciones con el fin de cerrarle el negocio. «Nos negamos a pagarles dinero alguno y a partir de ahí, tal y como nos habían avisado, comenzaron a organizar escraches frente a nuestro negocio», afirmó entonces el empresario, quien optó por cesar la actividad de la pastelería después de 19 años de actividad en la avenida Schulz.

Tensión insostenible

Entre las pruebas aportadas ante el juez estarían el testimonio de al menos tres pequeños empresarios de la ciudad que, según su versión, habrían sufrido situaciones similares por parte del mismo sindicato. Uno de ellos es el propietario del restaurante Mol Center, quien, tras del despido de una trabajadora fue acusado de acoso infantil y explotación, presuntamente. «Se pusieron a la puerta del restaurante a gritar y repartieron pasquines en los que nos tachaban de acosadores infantiles», afirma. Manifiesta que pagó a supuestos representantes de CNT Gijón una cantidad cercana a los 1.500 euros. «Te crean una tensión insostenible y al final te ves obligado a pagar para que paren», asevera.

El procedimiento en el juzgado de Instrucción número 5 continúa tras dar traslado a la fiscalía para que presente su escrito de calificación sobre los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos