El Indurot participa en un proyecto para la preservación de la biodiversidad pesquera

E. C. GIJÓN.

La Universidad de Oviedo informó ayer de que la Unión Europea ha dado luz verde al proyecto denominado CABFishMAN (2019-2022), que se centrará en la conservación de la biodiversidad en el Atlántico. La institución académica asturiana participa como socia de la iniciativa a través del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot), con sede en el campus de Mieres.

La responsable del proyecto es Laura García de la Fuente, coordinadora del área de economía del medio ambiente y los recursos naturales del Instituto.

El plan europeo quiere impulsar la cooperación entre los agentes implicados en las pesquerías de pequeña escala para hacer frente al reto de reforzar la protección de los recursos marinos. Para ello, se aborda la valoración monetaria de los servicios ecosistémicos derivados de los hábitats y especies, el conocimiento de su actividad espacial en el Atlántico y sus impactos en la biodiversidad.

El importe total del proyecto asciende a cerca de 2,5 millones de euros y los fondos europeos superan los 1,8. Participarán 28 entidades de cinco países europeos (España, Portugal, Francia, Reino Unido e Irlanda). El partenariado está compuesto por 13 socios y 15 entidades.