Intentan entrar a robar en un chalé de Gijón con los propietarios dentro

El dueño de la casa sorprendió al ladrón cuando rompía la cerradura de la puerta de la terraza, lo que hizo que huyese precipitadamente

O. SUÁREZ / A. PRESEDO GIJÓN.

Los propietarios de un chalé de Somió sufrieron el domingo un importante sobresalto al ver cómo un individuo intentaba acceder al interior de la vivienda cuando ellos se encontraban allí. Los hechos ocurrieron sobre las 23 horas. Fue el morador el que escuchó un ruido procedente de una terraza de la planta baja. Al ir a mirar qué ocurría y retirar la cortina de la ventana, observó cómo un hombre salía corriendo en mitad de la oscuridad.

El ladrón había causado destrozos en la cerradura de una puerta y en su precipitada huida dejó abierta la puerta del jardín. La casa se encuentra en una urbanización ubicada entre la carretera del Piles-Infanzón y la de subida a La Providencia.

Según las primeras investigaciones de la Policía Nacional, el delincuente se dispuso a cometer el robo creyendo que el chalé estaba vacío, por lo que, al comprobar que había gente dentro, emprendió la huida. El propietario interpuso la pertinente denuncia en la Comisaría, si bien no pudo aportar una descripción del hombre. La oscuridad de la noche evitó que pudiese ver con claridad su fisonomía.

Hasta el lugar se desplazaron los agentes de la Brigada de la Policía Científica con el objetivo de recoger pruebas y posibles huellas que ayuden a conocer la identidad del delincuente. Por el momento no se ha podido determinar si se trata de un integrante de una banda organizada como la que hace varios meses asaltó varios chalés también en la parroquia de Somió, en la zona más próxima a la plaza de Villamanín.

Dispositivo especial

Fue a raíz de esos robos cuando la Policía Local y la Policía Nacional pusieron en marcha un dispositivo especial de vigilancia en la zona rural para prevenir y atajar los delitos contra el patrimonio. De esta forma, se controlan vehículos y conductores así como ciudadanos que transitan a pie. Las fuerzas de seguridad piden la ayuda de los vecinos y recomiendan alertar a la Policía en caso de observar a personas con actitud sospechosa merodeando por sus domicilios.

En el casco urbano, en las últimas semanas se han registrado varios robos en pisos. En todos los casos los delincuentes fracturaron el bombín de la cerradura para acceder y, una vez dentro, tras comprobar que los moradores se encuentran ausentes, registran las distintas estancias en busca de dinero, pequeños aparatos electrónicos y joyas, un botín que poder ocultar sin levantar sospechas en caso de ser sorprendidos por otros vecinos de los edificios en los actúan. La Policía Nacional ha intensificado la vigilancia durante el verano, una época en la que aumentan los asaltos de este tipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos