Una intermediaria de subastas inmobiliarias afronta seis años de prisión por quedarse con dinero de las operaciones

La Fiscalía le reclama también el pago de indemnizaciones por valor de 193.000 euros y de una multa de 4.320 euros

EFE

La Fiscalía pide una pena de seis años de cárcel para una mujer que actuaba como intermediaria de subastas inmobiliarias acusada de apropiarse del dinero que le entregaban particulares y empresas para la compra de propiedades. La mujer, que también afronta el pago de indemnizaciones por valor de 193.000 euros y de una multa de 4.320 euros, será juzgada mañana en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

El Ministerio Fiscal sostiene que la acusada firmó con un gestor de tres sociedades contratos para actuar como su intermediaria para asistir a subastas judiciales de inmuebles. En estos contratos se pactaba la forma de retribución, el precio de salida y el importe máximo a ofertar en la puja, sin que finalmente llegara a realizarse ninguna adjudicación a favor de las sociedades.

No obstante, una de las mercantiles adelantó para el pago de las fianzas la cantidad de 8.000 euros, que fueron abonados a la acusada mediante cheque que fue cobrado en caja en el Banco Sabadell, dinero que la acusada no devolvió a pesar de no haberse efectuado adjudicación alguna.

Asimismo la acusada ofreció a una persona la posibilidad de adquirir una finca en Quintes por 168.283 euros y ambos firmaron un contrato de compraventa en 2006, que el cliente firmó previamente, entregándole a la acusada 30.000 euros en efectivo en concepto de señal.

La acusada le presentó el contrato imitando, según la Fiscalía, la firma de una vendedora, sin que ésta tuviera conocimiento alguno de la venta ni percibiera cantidad alguna por ese concepto y se quedó con el dinero recibido como señal.

Este procedimiento lo fue repitiendo, según la Fiscalía, con otras entidades y clientes, hasta totalizar la cantidad de 193.000 euros, por lo que imputa a la acusada un delito continuado de apropiación indebida en concurso ideal con un delito de falsedad en documento privado y con otro delito de falsedad en documento mercantil con la agravante de reincidencia en el delito de apropiación indebida.

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos