La investigación judicial del 'caso Germán' concluye con la imputación de ocho jóvenes

Germán Fernández, en silla de ruedas por las graves lesiones neurológicas sufridas por el ataque. /  MARTÍN BENET
Germán Fernández, en silla de ruedas por las graves lesiones neurológicas sufridas por el ataque. / MARTÍN BENET

Veinte meses después del ataque, cuatro de los procesados están en prisión preventiva y los otros cuatro en libertad provisional

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

A punto de cumplirse veinte meses de la brutal agresión sufrida por Germán Fernández en la zona de ocio nocturno de Fomento, el juzgado concluye la fase de instrucción y mantiene en calidad de investigados a los ocho jóvenes detenidos por su presunta implicación en el ataque al camarero, quien sufrió lesiones neurológicas de extrema gravedad.

Juan Laborda, el titular del juzgado de Instrucción número 5, que se encargó desde el comienzo del complicado procedimiento, ha dictado el auto por el que se transforman las diligencias previas en sumario. Lo ha hecho antes de pasar a ocupar esta misma semana la plaza de magistrado de la Sección Octava de la Audiencia Provincial. Será ahora el ministerio fiscal el que, a la vista de las pruebas, determine si presenta cargos contra los ocho procesados. Cuatro de ellos se encuentran cumpliendo prisión preventiva por esta misma causa, dado que el juzgado considera que su implicación en los graves hechos es mayor que la de los otros cinco investigados.

Los imputados que están en el centro penitenciario de Asturias son Imad A. (de 20 años y natural de Marruecos); Yeray V. R. (de 21 y vecino de Gijón), Jorge A. (de 21 y vecino de Gijón) y Rubén A. H. (de 19 y residente en El Entrego). Este último se autoinculpó ante el juez de ser el autor de puñetazo que tumbó a Germán y le hizo golpearse la cabeza contra el suelo. Durante los trabajos realizados por la Policía Nacional, Rubén A. H., ya era considerado uno de los principales sospechosos, si bien en su primera declaración ante el juez negó su participación. Meses después, pidió de forma voluntaria volver a declarar en la fase de instrucción y cambió su versión inicial para confesar el ataque.

Ese testimonio autoinculpatorio hizo que los otros tres procesados que estaban en prisión preventiva solicitasen su puesta en libertad, un extremo a lo que la Fiscalía se opuso. Los cuatro procesados continúan en la cárcel. En libertad con cargos están Illán M. A.; David S. M.; Iván R. G.; y Aser P. D. Todos ellos tienen entre 21 y 23 años.

Sin fecha de juicio

El juicio está pendiente de señalar, si bien podría celebrarse a finales de este año o principios de 2020. Los ocho procesados están investigados por un delito de lesiones cualificadas, que puede conllevar penas de hasta doce años de cárcel. Sin embargo, esas consideraciones podrían modificarse y que tanto la Fiscalía como la acusación particular los considere autores de otros delitos.

Germán Fernández, de 25 años, estuvo a punto de perder la vida por la brutal agresión que sufrió la madrugada del 13 de julio de 2017 en la calle de Pedro Duro. Sufrió lesiones neurológicas de extrema gravedad por las que permaneció dos meses en la UCI del Hospital Central de Asturias. A día de hoy, y tras su paso por centros especializados, continúa luchando por recuperar sus funciones básicas.