La investigadora bondadosa y del Opus Dei

EL COMERCIO

Nació en Madrid el 12 de diciembre de 1916. Fue profesora de Química e investigadora. Un domingo, tras asistir a misa, se sintió «tocada» por la gracia de Dios y comenzó a viajar tratando a ayudar a los demás. Falleció en 1975 y desde entonces se le atribuyen varios milagros, entre ellos la curación del madrileño Antonio Sedano ya fallecida. Se considera que consiguió que le desapareciese un tumor maligno tras las constantes oraciones de Sedano.