Investigan si Emulsa fumigó el solar de Peritos en el que se intoxicaron perros

Parque de la antigua Escuela de Peritos, clausurado el pasado mes de marzo. / JOAQUÍN PAÑEDA
Parque de la antigua Escuela de Peritos, clausurado el pasado mes de marzo. / JOAQUÍN PAÑEDA

Los animales sufrieron un cuadro de envenenamiento por insecticida de tipo organofosforado, según revelaron los análisis

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La Policía investiga si las sustancias tóxicas que provocaron graves lesiones en perros en el parque de Peritos fueron rociadas por los operarios del servicio de Parques y Jardines de Emulsa. Los resultados de los análisis realizados a los animales afectados por la intoxicación -que se produjo a principios de marzo- revelaron que presentaban envenenamiento por insecticida de tipo organofosforado.

Se da la circunstancia de que el mismo día en el que se produjeron los primeros casos de intoxicación de perros los operarios habían estado trabajando en la zona verde, si bien no se habría procedido al cierre del espacio para evitar que los animales accediesen al terreno tratado previamente. Hasta diez canes resultaron afectados por inhalación de la sustancia tóxica, lo que les provocó lesiones internas y neurológicas de extrema gravedad. Varios de ellos estuvieron a punto de morir y necesitaron el ingreso en distintos centros veterinarios.

Fue el caso del cachorro de Patricia Aparicio, que dos meses después continúa con la recuperación después de esquivar la muerte. «El perro tocó la hierba un momento para hacer pis y al poco tiempo empezó a estar muy mal, no se podía ni siquiera mantener en pie, lo llevé rápidamente al veterinario y me dijo que estaba intoxicado con insecticida inhalado. Le tuvo que poner un antídoto en la yugular porque el perro se moría...», explica la propietaria. Pero el caso no queda ahí. Al día siguiente la mujer, quien desconocía dónde se había envenenado su mascota, acudió al mismo lugar, lo que volvió a provocarle al perro un severo cuadro de envenenamiento. «Ahí ya fue cuando me di cuenta de que había sido por algo que había en la hierba del parque de Peritos, pero era una sustancia que ni se veía, en el césped no había nada aparentemente», añade.

Interpuso una denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional y alertó a la unidad medioambiental de la Policía Local. «Al poco tiempo los operarios de Emulsa acudieron a regar la zona y se cerró el parque, pero ya era tarde...», explica Aparicio.

Episodio en Nuevo Roces

No se ha podido descartar que el episodio del solar de la antigua Escuela de Peritos guarde relación con la muerte de un perro en el barrio de Nuevo Roces, donde hace un mes un can murió por intoxicación de insecticida después de acercarse a una farola que al parecer había sido previamente rociada con sustancias organofosforadas, imperceptibles a la vista.

Según relató la dueña del animal, salió a dar un breve paseo y al poco tiempo se empezó a encontrar mal. Lo llevaron de urgencia al veterinario, pero nada se pudo hacer por salvarle la vida. En esa ocasión, un análisis de sangre reveló que presentaba un envenenamiento por un insecticida que estaba impregnado en la farola.