Un San Juan bajo el fuego y la lluvia