El Juli, Manzanares y Talavante se llevan una oreja por cabeza