«La Laboral es un argumento sólido para traer el grado de Bellas Artes», dice la alcaldesa

La Ciudad de la Cultura de la Laboral, vista desde Deva. / D. ARIENZA
La Ciudad de la Cultura de la Laboral, vista desde Deva. / D. ARIENZA

«No voy a batallar con otros ayuntamientos», insiste Ana González, antes de criticar el «déficit» de planificación de la Universidad

E. GARCÍA / I. VILLARGIJÓN.

«No voy a batallar con otros ayuntamientos de Asturias, es absurdo», insistió ayer la alcaldesa, Ana González, al ser cuestionada por la más reciente pugna entre los distintos municipios por albergar un grado universitario, en este caso, el de Bellas Artes.

«Es una propuesta que hemos hecho ya que no hay ningún estudio universitario referente a las artes plásticas. No se me ocurriría proponer un grado que ya esté en otra ciudad asturiana», indicó. El PSOE gijonés propuso estos estudios, dijo, amparado en el que considera un argumento «muy sólido: tenemos Laboral Ciudad de la Cultura». Un lugar en el que confluyen, señaló, el teatro de la Laboral, una Escuela Superior de Arte Dramático, un conservatorio con estudios de danza y hasta un instituto de Secundaria que imparte el bachillerato artístico. «Sigamos explotando Laboral como ciudad de la cultura», animó, «y unámoslo al Centro de Arte y Creación Industrial, a las empresas y el campus tecnológico». A su juicio, al proponer estos estudios «estamos sumando, uniendo, creciendo conjuntamente aprovechando el potencial que tenemos». Tratando de zanjar un debate, declaró que «la idea surge aquí, la estamos construyendo aquí y la vamos a definir aquí».

Más información

La alcaldesa reprochó a la Universidad de Oviedo lo que considera «un déficit de planificación» que se hace patente «cada vez que alguien propone un grado universitario». «La planificación tiene que ser muy dinámica y debe hacerse con el Principado y la colaboración de los ayuntamientos. Es nuestra obligación pensar en estas cosas», manifestó.

«Irrenunciable» para Oviedo

Pero aunque la alcaldesa de Gijón quiera evitarla, parece que la «batalla» por el grado de Bellas Artes será ineludible. El alcalde ovetense, Alfredo Canteli, echó mano de la red social Twitter para dejar claro que «la implantación en Oviedo de los grados de Bellas Artes y Gastronomía es irrenunciable».