Lastra dice que el convenio del plan de vías está pendiente de los servicios jurídicos

Zona del 'solarón' en cuyas inmediaciones se prevé construir la estación intermodal. / JORGE PETEIRO
Zona del 'solarón' en cuyas inmediaciones se prevé construir la estación intermodal. / JORGE PETEIRO

Buscan el encaje de la venta de terrenos y el pago del préstamo concedido por el Adif al Ayuntamiento pero sin perjudicar al Principado

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La Intervención General del Estado, la del Principado y la del Ayuntamiento de Gijón, así como los servicios jurídicos de las tres administraciones, están trabajando sobre el convenio del plan de vías y cómo encajar el pago del préstamo concedido por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) al Ayuntamiento mediante la venta de terrenos del 'solarón', pero sin perjudicar los intereses del tercero de los socios, es decir, el Principado de Asturias. Así lo indicó ayer el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, en el pleno de la Junta General del Principado. Lastra asegura: «Que le dé -el Ayuntamiento- su parte, pero no la nuestra». Es más, apuntó que se busca «no introducir ningún perjuicio al tercer socio».

Otro aspecto a tener en cuenta, según indicó, es que la concesión de dicho crédito supone que «un socio prolonga la relación con la sociedad hasta 2034, por lo que ésta no puede acabar en 2024», como está previsto.

El consejero garantizó el respaldo del Ejecutivo asturiano al proyecto de eliminación de la barrera ferroviaria y apuntó que «estamos en el acuerdo político de todas las actuaciones; lo mantenemos. Y queremos tener la fórmula jurídica correcta cuanto antes. Una semana de demora tras 19 años de proceso solo demuestra impaciencia», espetó ante las preguntas que había presentado el grupo parlamentario popular. Y es que, en su opinión, «el convenio necesita certezas».

Quiso dejar claro Fernando Lastra que «el compromiso político está adoptado», pero también hizo referencia a la necesidad de elaborar un nuevo estudio informativo sobre la ubicación de la estación intermodal en las inmediaciones del Museo del Ferrocarril. Explicó que fue encargado por el anterior ministro de Fomento, el popular Íñigo de la Serna, «porque es obligatorio. Sin él no se puede hacer nada, porque se decidió modificar la ubicación de la estación. Si no, ya lo había». Es más, resaltó que «el ministerio pone 140 millones de euros para la estación y él decide dónde se pone. Eso no lo discutimos. Pero esa decisión necesita de unos estudios técnicos, porque una estación va a cota menos 21 metros, otra a menos ocho y en la superficie la estación de autobuses y un edificio para pasajeros». Además, hizo hincapié en que la zona es un humedal y los estudios indicarán la inversión necesaria.

Plan urbanístico

Pero al mismo tiempo advirtió de que se necesita desarrollar un plan urbanístico especial para acomodar dicha estación, asunto que depende del Ayuntamiento de Gijón y cuya primera convocatoria quedó desierta «porque no tenía la consignación presupuestaria suficiente». El consejero tiene claro que es necesario «esperar a que los informes jurídicos estén elaborados para dar el visto bueno», aunque no negó que existan dudas.

La eliminación de la barrera ferroviaria de Gijón fue introducida por el Gobierno de España, en 1999, en el Plan de Infraestructuras 2000-2007 y el primer convenio se firmó en 2002. Pero no fue hasta hace unos meses cuando se alcanzó un acuerdo para acometer una inversión de 814 millones de euros, de los que 90 serían aportados por el Principado y otros 90 por el Ayuntamiento de Gijón (de ahí la concesión del crédito por parte del Adif). El convenio para que toda la planificación vaya adelante ha de ser aprobado por el Consejo de Ministros, según se apuntó en la comparecencia de ayer en la Junta General, en la que los populares indicaron que en los últimos 16 años «se han gastado diez millones de euros en papeles». Lo que definieron como «excusas burocráticas», suponen, en su opinión, «un retraso de otros dos años».

También criticaron los populares que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no haya visitado Gijón para explicar la situación actual del proyecto, mientras que representantes de su departamento advirtieron de problemas en el contenido del convenio, tanto en el presupuesto como en cuestiones técnicas, lo que aumenta la desconfianza entre la ciudadanía.

Ante todo este planteamiento, Fernando Lastra indicó tajante que «estamos comprometidos con el futuro de Gijón».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos