«Llevaba al bebé en brazos, con mirada perdida y rumbo errático»

«Llevaba al bebé en brazos, con mirada perdida y rumbo errático»

Susto en la playa de San Lorenzo por un hombre que amenazaba con meterse en el agua a primera hora de la mañana con su hija de 45 días

OLAYA SUÁREZGIJÓN.

Fue un joven que caminaba por el Muro poco después de las 8 de la mañana el que primero se alarmó al contemplar la escena: un hombre andando por la orilla, descalzo, con un bebé en brazos, con «rumbo errático, la mirada perdida y haciendo movimientos extraños, con ademán de meterse en el agua». Llamó a la Policía y en poco menos de cinco minutos llegaron hasta la escalera 10 cinco patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Local.

Cuando los agentes se acercaron hasta el lugar en el que estaba el hombre y se entrevistaron con él, tuvieron la misma sensación que el testigo. «No daba explicaciones concretas ni coherentes sobre lo que hacía allí, no les dejaba ver el estado del bebé, lo apretaba fuertemente contra el pecho y parecía desorientado», apuntaron fuentes de la Comisaría. Después de dialogar con él, lograron que les entregase a su bebé, una niña de apenas 45 días que, debido a las bajas temperaturas de primera hora de la mañana, parecía tener síntomas de hipotermia.

Mientras varios funcionarios metían a la pequeña en el coche patrulla y la tapaban con una manta hasta la llegada de los sanitarios, otros compañeros continuaban hablando con el padre para intentar localizar a su pareja. Lograron que les diese el teléfono de la mujer, quien permanecía ajena a todo lo que estaba ocurriendo a escasa distancia, en su domicilio del barrio de La Arena.

Más información

La madre llegó rápidamente hasta la playa con el cochecito y presa de los nervios. Aseguró que a su pareja nunca se le había manifestado patología psiquiátrica alguna y que la convivencia entre ambos era buena. «Explicó que había pasado muy mala noche con la niña y que a las 8 él dijo que se iba a dar un paseo para que pudiera descansar», apuntó la Policía.

Valoración psiquiátrica

El hombre, de 42 años, fue trasladado en ambulancia al área de Psiquiatría del Hospital de Jove, con el objetivo de ser sometido a una valoración médica que determine si padece algún tipo de trastorno mental. Por su parte, la niña fue llevada al Hospital de Cabueñes para realizarle una revisión, si bien su vida no corría peligro.

El incidente ha motivado la puesta en marcha de una investigación por parte de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. Quieren saber las condiciones en las se encuentra el bebé y conocer si puede estar expuesto a una situación de vulnerabilidad en su entorno más próximo.

El episodio vivido ayer en el Muro trajo a la memoria de muchos gijoneses los graves hechos protagonizados por un hombre de 37 años que arrojó a su hija pequeña al pedrero de El Rinconín desde una altura de tres metros. El padre de la menor sufría una enfermedad mental.