Las lluvias al sur del concejo tiñen de marrón el río Piles

El río Piles bajó ayer teñido de color marrón por las trombas de agua que cayeron en parroquias como Granda y Vega. / JOAQUÍN PAÑEDA
El río Piles bajó ayer teñido de color marrón por las trombas de agua que cayeron en parroquias como Granda y Vega. / JOAQUÍN PAÑEDA

El Ayuntamiento movilizó a la Policía Local, dio aviso al Seprona y al Principado y ordenó tomar muestras. La coloración se debió al arrastre de sedimentos

M. MORO GIJÓN.

Las fuertes trombas de agua que cayeron el pasado miércoles por la tarde en varias parroquias al sur del concejo como Vega y Granda, en la zona más próxima a Siero, dejaron notar sus efectos ayer en el cauce del Piles. El río bajó completamente teñido de color marrón y desembocó con esa tonalidad achocolatada en la playa, lo que hizo saltar las alarmas en el Ayuntamiento. De hecho, nada más detectar esta coloración, el servicio municipal de Medio Ambiente movilizó a la Unidad de Vigilancia Ambiental (UVA) de la Policía Local para que efectuara una inspección.

El departamento que dirige Clara González-Pedraz también dio aviso al Seprona de la Guardia Civil y al Principado. El equipo de Salvamento de San Lorenzo tomó muestras para llevarlas a analizar.

Ni el Seprona ni la Policía Local detectaron nada anormal más allá de la escorrentía propia de las fuertes trombas de agua ocurridas en la región. Desde el servicio de Medio Ambiente aseguró que se han recibido reportes de otros ríos de Asturias como el Sella, con ese mismo color marrón propio del arrastre de sedimentos de los cauces tras fuertes aguaceros. Además, la EMA confirmó que en Gijón no se produjeron alivios en los últimos días aunque ayer volvieron a avistarse densas espumas en la zona de la escalera 15.

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos instó ayer al equipo de gobierno de Foro a poner en marcha un servicio municipal encargado de efectuar las tareas de mantenimiento y limpieza de los ríos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos