López-Asenjo dice estar «disponible» para encabezar la candidatura del PP

López-Asenjo, en una visita al Museo Marítimo de Luanco. / P. UCHA
López-Asenjo, en una visita al Museo Marítimo de Luanco. / P. UCHA

La junta local del partido incorpora a siete nuevos secretarios de área como «refuerzo ante el ciclo electoral que se avecina»

I. VILLAR

Se muestra cauto. De hecho, rehúye confirmaciones o desmentidos, asegurando no tener ninguna comunicación formal en uno u otro sentido, más allá de contactos preguntándole por su disponibilidad. Y esta existe. «Lógicamente, estoy disponible. Pero no conozco candidatables que renieguen de esa opción», apuntaba Alberto López-Asenjo después de que EL COMERCIO adelantara que su nombre es en estos momentos el que suena con más fuerza para encabezar la candidatura del PP de Gijón en las próximas elecciones municipales. Añadía al punto, no obstante, que «una cosa es estar disponible y otra estar confirmado». Para recurrir acto seguido al refranero italiano, país en el que ha desempeñado parte de su carrera profesional, apuntando que «si es flor, florecerá. Habrá que esperar con tranquilidad». Mientras tanto, su relación con el partido seguirá siendo la de «simpatizante».

La solución a la incógnita que rodea desde hace semanas al cartel con el que los populares concurrirán a las elecciones municipales de mayo se desvelará a más tardar en diez días. Será antes de que el presidente nacional, Pablo Casado, visite Gijón para hacer patente su respaldo a quien resulte elegido candidato, en un acto similar al celebrado hace unas semanas en Oviedo para presentar a Teresa Mallada como candidata a la Presidencia del Principado y a Alfredo Cantreli como cabeza de lista al Ayuntamiento de Oviedo. Ambos nombramientos, el de la comunidad autónoma y la capital regional, eran competencia directa de la dirección nacional.

En la agrupación local llegó a constituirse hace un mes un comité electoral municipal que convocó a su vez un 'casting' para los militantes que estuvieran interesados bien en postularse como candidatos a la Alcaldía, o simplemente en formar parte de la lista en algún otro puesto. Entre quienes pasaron por esa prueba estuvo el presidente local del partido, Mariano Marín, quien pese a que hace meses sonaba como principal aspirante a repetir candidatura -lo fue ya en 2015- perdió muchos puntos tras el cambio de rumbo que supuso a nivel regional el nombramiento de Mallada en detrimento de la presidenta autonómica, Mercedes Fernández. También se sometieron al escrutinio del comité electoral los diputados regionales David González Medina y Carlos Suárez, que partían entre los favoritos a ocupar el primer puesto de la lista de mayo. No lo hizo el veterano concejal y actual portavoz del grupo municipal popular Pablo González, quien no obstante esta misma semana recordaba que en los estatutos del partido no aparece mención alguna a la palabra 'casting', reivindicando así sus opciones a ser él el propuesto para alcalde.

En las últimas horas, no obstante, es Alberto López-Asenjo quien toma ventaja en esa carrera. En él el PP ve un perfil con amplia trayectoria política -su último cargo fue el de secretario general de Pesca en el último Gobierno de Mariano Rajoy- y proyección internacional -ha trabajado para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y formó parte de la representación española ante ese organismo y ante la UE-.

Reunión extraordinaria

Por otra parte, el PP de Gijón aprovechó ayer una junta local extraordinaria convocada para decidir su propuesta a Medalla de Plata de la Villa (la Unión de Comerciantes) para nombrar a siete nuevos secretarios de área «como refuerzo de la estructura de cara al ciclo electoral que se avecina». Entre ellos están Javier Cienfuegos, Eduardo Gafo, Enrique Costales y María Ángeles Juan-Dalac.