Mallada cierra filas con Asenjo: «Quienes le ponen en cuestión buscan su interés personal»

El candidato a la Alcaldía del PP, Alberto López-Asenjo. / D. ARIENZA
El candidato a la Alcaldía del PP, Alberto López-Asenjo. / D. ARIENZA

Varios miembros de la junta local respaldan a Marín y amenazan con la impugnación de la lista del candidato si incumple los estatutos del partido

MARCOS MORO GIJÓN/ LAVIANA.

La candidata autonómica del PP, Teresa Mallada, cerró ayer filas en Laviana con Alberto López-Asenjo tras recriminar el presidente del PP gijonés, Mariano Marín, su forma de proceder en la confección de la lista municipal, al margen del partido del que es candidato, y su pretensión de copar de independientes y personas recién afiliadas los principales puestos de salida.

«Quienes ponen en cuestión al candidato a la Alcaldía de Gijón elegido por la dirección nacional del partido no quieren al PP y solo buscan su interés personal», aseveró Mallada. «Tanto Alberto como yo venimos a ganar estas elecciones y todo aquel que no lo entienda está equivocado», remarcó la expresidenta de Hunosa en respuesta a la declaración de Marín, quien censura que el candidato impuesto por Génova y «aceptado disciplinadamente» -sin ser gijonés ni vivir en Gijón ni estar afiliado al PP- no pise la sede de Álvarez Garaya y se dedique a «elegir candidatos en reducidos conciliábulos en el Club de Regatas o en restaurantes de Somió».

La candidata que ha descabalgado a Mercedes Fernández como cabeza de lista en las autonómicas insistió en que «ganar las elecciones es la única motivación que tenemos ambos, lejos de personalismos». Por tanto, en su opinión, «cualquier puesta en cuestión que realice cualquiera no es acertada».

Mallada fue categórica, además, al afirmar que ni de ella ni de López-Asenjo podrán escucharse manifestaciones descalificatorias similares a la hecha pública ayer por Marín. «Animo a todo el mundo, a los que piensan en personalismos, a que trabajen por el partido y que nos centremos en el objetivo común: gobernar en Gijón y Asturias», concluyó.

El propio López-Asenjo, en manifestaciones a la TPA antes de viajar a Madrid, aseguró en referencia a algunos cargos del PP que «entiendo que haya cierto nerviosismo porque cada uno intenta ver cuál es su ubicación personal». Explicó, asimismo, que la lista municipal aún no está en absoluto cerrada y que seguramente la hará pública a finales de la próxima semana. Reiteró que está centrado en «escoger a los mejores perfiles para dar servicio a la ciudadanía». Además, volvió a hacer un llamamiento a la unidad para poder conquistar el 26 de mayo el gobierno de la ciudad y dejar de ser un partido residual en Gijón con los tres ediles actuales.

«Solución personal a medida»

Por otro lado, fuentes de su grupo de más estrecho de colaboradores, entre los que figuran nombres como Rodrigo Pintueles, Guzmán Pendás y el concejal Manuel del Castillo, ponen de relieve que no es cierto que el candidato esté dando la espalda a la militancia gijonesa del PP. «Trece vocales de la actual junta local participan en el equipo de campaña, y del comité de dirección, tres d e los cinco vicesecretarios generales», señalan. «Así que el problema no es que no se cuente con el afiliado o con el partido, sino que determinados cargos exigen una solución personal a medida», añaden estas fuentes, que garantizan que «en la lista final habrá, como es lógico, muchos afiliados y cargos orgánicos del PP de Gijón y de Asturias en puestos de relevancia».

López-Asenjo interrumpirá unos días su campaña en la ciudad para participar en unas jornadas internacionales sobre economía circular en la capital de España. El candidato independiente del PP a la Alcaldía es consejero delegado del Instituto Español de Oceanografía, que depende del Miniserio de Ciencia, Innovación y Universdiades. Será una de las últimas obligaciones de su puesto en el Ministerio (es quien coordina la estrategia a nivel nacional) antes de acogerse a una excedencia sin sueldo para dedicarse por completo a la campaña de los comicios del 26 de mayo. Actualmente está censado en su domicilio de Gijón, que es la única casa que asegura tener.

Comité electoral local

Cuatro miembros de la junta local del PP de Gijón se pusieron ayer en contacto con EL COMERCIO para suscribir las palabras de su presidente, Mariano Marín. También para tenderle la mano al candidato, pero pidiéndole un cambio de actitud para que se integre y reclamándole el cumplimiento de los estatutos y de los procedimientos reglados que tiene el partido para elegir a los miembros de sus listas.

Esther Morandeira, jefa de asesoría jurídica del grupo parlamentario del PP en la Junta y secretaria del comité de derechos y garantías, advirtió a López-Asenjo de que «cualquier lista que no se someta al comité electoral local no es legítima y es susceptible de ser impugnada ante los tribunales y órganos internos del partido». «No se pueden obviar a los estatutos y al aparato del partido, porque eso nunca nos va a llevar a buen puerto», indicó la jurista.

El diputado regional Carlos Suárez, cuyo nombre estuvo en las quinielas hasta la designación directa por Génova, aseguró que «me parece ofensivo y que se considere, por parte del candidato, una tara ser afiliado y que el mayor mérito sea ser independiente. ¡Anda que no hay profesionales dentro del PP!». Explicó que conoce a López-Asenjo «de reunirse media hora con él en la sede» con otros diputados autonómicos gijoneses. Según Suárez, las manifestaciones de Marín «recogen el malestar que hay por la desinformación y el desprecio a los afiliados, desde los más veteranos a los miembros de Nuevas Generaciones».

Herminio Martín, secretario de área en la junta local, destaca que «si un hombre tranquilo como Marín sale a la palestra es por algo. No se puede adjudicar una lista vulnerando los mecanismos de elección con paracaidistas, tránsfugas como Heredia y fichajes estrella».