Marcos Ordiales, del Codema, entre los cien mejores del mundo en 'Flipped Classroom'

E. GARCÍA GIJÓN.

Marcos Ordiales, profesor de Primaria en el colegio Corazón de María, es uno de los cien mejores docentes del mundo especializados en la metodología pedagógica 'clase invertida', denominada 'Flipped Classroom' en inglés. Así lo reconoce la lista internacional publicada por la asociación americana Fipped Learning Global Initiative. La asociación, fundada por Jonathan Bergmann -uno de los pioneros en este método activo de aprendizaje- identifica en su lista anual a los cien educadores que están a la cabeza de la implantación de las 'clases al revés'.

«Esta metodología cambia los tiempos de clase», explica el docente acerca de este estilo de aprendizaje. En lugar de ser el profesor quien imparte los contenidos mientras los alumnos escuchan y toman apuntes, en la 'clase al revés' los estudiantes adquieren por su cuenta los conocimientos teóricos para después, en clase, trabajar actividades de análisis, evaluación y creación de contenidos. «El alumno es protagonista de su propio aprendizaje y eso les resulta mucho más motivador. Yo me centro más en ese proceso, actuando como guía, que en los contenidos».

«Me interesa que afronten dificultades, que sepan manejarse en equipo, defender y argumentar sus ideas...Aspectos de su autonomía que considero muy importantes en la educación pero que muchas veces se dejan de lado», indica.

«Ahora, por ejemplo, estamos dando la Unión Europea y el clima. Así que ellos, en lugar de memorizar las capitales, están preparando un viaje ficticio para el que han de estudiar los mapas y estar pendientes del tiempo».