La 'mareona' de San Agustín llena de espumas la playa

Espumas arrastradas por la mar hasta el Tostaderu. / CANDELA MAESE
Espumas arrastradas por la mar hasta el Tostaderu. / CANDELA MAESE

La mar de fondo y las fuertes corrientes hicieron que llegaran a la costa restos de algas en descomposición

M. M. C.GIJÓN.

La tradicional 'mareona' de San Agustín llegó este año con un poco de retraso. Aquellos que se acercaron ayer a la costa habrán podido observar uno de los mayores recorridos de la marea del año, con un coeficiente de 111 y una oscilación total de 4,5 metros entre la bajamar y la pleamar. Hay que tener en cuenta que el recorrido máximo registrado en las tablas de marea de Gijón es de 4,8 metros. Precisamente, la marea baja tuvo lugar a las 11.45 horas, y su recorrido llegó a los -2,2 metros. En la pleamar de las 18.04 horas se alcanzaron los 2,3 metros. De todas formas, no resultó tan espectacular como en otras ocasiones, ya que el Cantábrico permaneció ayer en calma, con una altura de ola media de 0,4 metros.

Se trata de unas condiciones perfectas para la pesca deportiva desde la costa debido, entre otras cosas, a la fuerza de las corrientes. Pero la situación sí ocasionó un efecto negativo: el arrastre de abundante espuma hacia la costa (llegó a subir por el río Piles con la pleamar), procedente de algas en descomposición arrancadas en los últimos días por la mar de fondo y las fuertes corrientes. Es una situación desagradable, pero no inusual, ya que en las últimas jornadas se dieron situaciones similares.