Marín y el Sporting acuerdan atajar la violencia con más coordinación policial

Marín y el Sporting acuerdan atajar la violencia con más coordinación policial
Mariano Marín, a la izquierda, reunido junto al Consejo de Administración del Sporting. / P. LORENZANA

El delegado del Gobierno pidió a la directiva del club un mayor intercambio de información y «cerrar filas contra los colectivos ultra que solo siembran miedo»

Ó. PANDIELLO OVIEDO.

«Estos grupos violentos se crecen ante la división, por eso es necesario cerrar filas contra los colectivos ultra que sólo persiguen sembrar el miedo y el caos». Son palabras del delegado del Gobierno en Asturias, Mariano Marín, tras la reunión mantenida ayer con el Consejo de Administración del Sporting -encabezado por su presidente Javier Fernández- con motivo de los últimos casos de violencia ultra que han tenido lugar en Gijón.

Pese a que no se llegó a hablar de medidas concretas, el club, según una nota de prensa remitida al término del encuentro, se ha mostrado dispuesto a estrechar su colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para que este tipo de sucesos no se vuelvan a repetir. En este sentido, el delegado del Gobierno hizo un llamamiento a «actuar con la máxima firmeza y contundencia» desde todos los sectores afectados por este tipo de violencia y resaltó la importancia de «mantener la unidad y cohesión».

La federación vecinal pedirá hoy en rueda de prensa estar en la Junta Local de Seguridad

Durante la reunión, que duró algo menos de una hora, el Consejo de Administración del Sporting explicó a Marín las iniciativas que ya ha implantado, como la lectura de la huella biométrica necesaria para acceder a la grada de animación o la obligación de notificar nominalmente la participación en los viajes de acompañamiento del equipo. También que el Sporting es el tercer club de la Liga de Fútbol Profesional con menos incidencias en sus accesos y el décimo en asistencia al campo. Ningún representante del consejo, sin embargo, ha querido hacer declaraciones a este periódico para valorar la reunión o posibles medidas a implantar, remitiéndose al comunicado de prensa de Delegación del Gobierno.

Ambas partes, asimismo, han coincidido en condenar las «inadmisibles agresiones» del pasado día 8, «acciones que no tienen cabida en un Estado democrático y en una ciudad pacífica, abierta y avanzada». Además de Mariano Marín y Javier Fernández, acudieron a la reunión el vicepresidente del club, Javier Martínez, el consejero Fernando Losada, el secretario del Consejo, Ramón de Santiago, y el coordinador de Seguridad, Carlos Barcia.

El Observatorio se moviliza

Otro de los agentes implicados en esta lucha contra los actos discriminatorios es el Observatorio Contra la Violencia, constituida hace apenas una semana con el objetivo de aglutinar la voz entidades sociales, culturales y deportivas. Hoy tendrá su primera reunión formal en el Centro Municipal Integrado Pumarín Gijón Sur y su intención es «plantear toda una serie de acciones y medidas concretas ante los graves episodios de violencia organizada vividos en nuestra ciudad ante los que por ahora ni las instituciones ni el Sporting de Gijón han planteado ningún tipo de actuación, más allá de declaraciones de intenciones».

Con motivo de la Junta Local de Seguridad convocada para el próximo viernes 4 de mayo, asimismo, la federación vecinal -integrada en el observatorio- ha convocado para hoy una rueda de prensa ante la incertidumbre sobre su participación en la misma. «Solicitamos su celebración, solicitamos estar presentes y no nos van a dejar asistir. Un despropósito», sostienen.