Una marina para celebrar los 50 años del hospital

Presentación del cuadro 'La gruta del mar', donado por Guillermo Simón. El acto contó con la actuación de un grupo de músicos. / I. OTERO
Presentación del cuadro 'La gruta del mar', donado por Guillermo Simón. El acto contó con la actuación de un grupo de músicos. / I. OTERO

I. OTERO GIJÓN.

El pintor maliayo Guillermo Simón cedió su obra 'La gruta del agua' al Hospital de Cabueñes con motivo de su cincuenta cumpleaños. La creación, que ya se encuentra expuesta en la entrada del centro hospitalario, donde quedará de forma permanente, es un óleo sobre tabla que corresponde a la serie que bajo el título 'Geografías del mar' fue creada por el artista en 2015.

El hospital presentó ayer en su salón de actos el número 26 de 'Prímula', el cuaderno cultural de publicación semestral que pretende fomentar un vínculo de comunicación entre el personal sanitario y los pacientes. El acto estuvo protagonizado por la presentación del cuadro donado por Guillermo Simón, quien no pudo acudir al evento por motivos laborales. A pesar de ello, cabe decir que no es la primera vez que el reconocido pintor participa en la revista coordinada por María Aurora Rodríguez, encargada de la biblioteca hospitalaria, pues hace cuatro años colaboró en el número 18. Su pintura donada habla del agua, «que es símbolo de vida como lo es la protección de la salud por el servicio hospitalario».

El acto continuó con los discursos de diversas personalidades, entre las que destacaron antiguos médicos que vieron nacer el hospital. El encuentro fue cogiendo emoción a la vez que se destensaba con divertidos alegatos. También hubo tiempo para reivindicar la importancia de la sanidad y el valioso campo de la medicina. El viola David Roldán y sus acompañantes fueron los encargados de poner el acento musical al acto, en dos ocasiones, tocando algunas de las canciones de la mítica película de los años 60, West Side Story.

Una de las apariciones destacadas fue la del antiguo jefe de servicio de Medicina Interna de Cabueñes, José Antonio Ferreiro, testigo y protagonista de los importantes cambios vividos por el hospital y que ahora disfruta feliz de su jubilación obtenida hace nueve años.

El Hospital Universitario de Cabueñes cumplirá medio siglo el próximo 7 de agosto. Sin embargo, el centro hospitalario, del que todos guardan con «nostalgia recuerdos pasados», no nació como tal. Su germen fue la Residencia Sanitaria José Gómez Sabugo, que pasaría a denominarse Hospital de Cabueñes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos