Mateo Vicente Rodríguez, de 87 años, veterano de Guinea

O. SUÁREZ GIJÓN.

Mateo Vicente Rodríguez tiene 87 años y representa los valores de la Guardia Civil, institución a la que dedicó más de cinco décadas hasta su jubilación. Ayer, emocionado, recogió de la distinción a la veteranía de manos del teniente coronel Francisco Javier Puerta Muñoz, jefe de la Comandancia de Gijón, donde él estuvo destinado durante años.

Nacido en la provincia de Salamanca en 1931, ingresó en la Benemérita en 1956 y entre sus muchos destinos figura el de Guinea. Permaneció tres años en la excolonia española, para luego recalar en Asturias. En la Comandancia de Gijón dejó un grato recuerdo y cosechó importantes amistades que a día de hoy mantiene, aunque la enfermedad se ha llevado ya a alguno de sus coetáneos.

La Guardia Civil no solo rindió tributo a la experiencia, también a personal civil que en el último año ha colaborado en los servicios de la Benemérita. Fue el caso de dos empleadas de Iberia que posibilitaron la incautación de angula en el aeropuerto de Asturias y el conductor de un autobús Alsa que auxilió a un guardia civil fuera de servicio agredido en Avilés por un viajero que estaba en búsqueda y captura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos