Mar de Niebla, protección para 1.500 personas al año

Mar de Niebla, protección para 1.500 personas al año
Voluntarios e integrantes de la asociación cultural Mar de Niebla. / DAMIÁN ARIENZA

Los voluntarios de Mar de Niebla trabajan sin descanso en labores sociales

VIOLETA DE LA PUENTE GIJÓN.

La asociación cultural Mar de Niebla trabaja diariamiente para ayudar a la integración cultural y sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión, con especial presencia en los barrios de la zona oeste de la ciudad. Cuentan con más de 60 voluntarios que a la semana favorecen el desarrollo personal de colectivos con necesidades específicas mediante actividades culturales, formativas y lúdicas desde su fundación en el 2004 en el barrio de La Calzada.

Tras más de 8.000 horas al año invertidas en labores sociales, el esfuerzo de esta comunidad será oficialmente reconocido con la medalla de plata de Gijón que recibirán el próximo viernes, en una gala en el teatro Jovellanos. Aunque su empeño en solucionar los problemas de las personas que más lo necesitan no cesará con la distinción. «El premio nos dará gasolina para seguir trabajando, pero la realidad seguirá siendo la misma», explica Héctor Colunga, director de Mar de Niebla. «Nos parece bonito haber recibido una medalla de la villa porque se está reconociendo un modelo de sociedad, de gente que construye barrio», continúa.

La asociación ayuda a más de 1.500 personas al año, con expectativas de que todo siga funcionando como hasta ahora. El emprendimiento de nuevos proyectos es constante y cada vez se unen más personas que quieren formar parte de esta corporación. «Un día en Mar de Niebla es un día en el barrio: pasan adultos, jóvenes, niños y niñas, adolescentes... gente que vive situaciones más fáciles y gente que vive situaciones más difíciles», explica el director. Según los voluntarios, sus motivaciones se forjan en la idea de que «cada persona dispone de tres niveles de protección». El primero «es el que un individuo se impone a sí mismo, el segundo es el que extrae de familiares y amigos y, por último, está la comunidad». «Los dos primeros niveles de apoyo pueden fallar y nosotros somos una herramienta que favorece la existencia de ese tercer nivel», indica Colunga. «Las personas suelen tener una red de protección propia, pero cuando nacen en un contexto complicado necesitan un refuerzo», continúa.

«El premio nos dará gasolina para seguir trabajando», señala Héctor Colunga

Son tres los proyectos culturales en los que trabajan actualmente. 'La Ofi', un servicio de asesoramiento que desde 2006 ayuda a los jóvenes en asuntos de empleo, formación y ayudas. 'Eslabón', un plan de incorporación social que nace en 2005 enfocado en los colectivos desfavorecidos (como las personas drogodependientes, sin hogar, desempleadas, inmigrantes, transeúntes, en el umbral de pobreza o los pertenecientes a una minoría étnica). Y el 'Proyecto de Promoción de la Formación y el Voluntariado', que formenta la participación de menores de edad a través de una serie de talleres gratuitos que posteriormente se trasladarán a los Centros de Enseñanza Secundaria del Principado de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos