Un menor apuñala a otro joven en Gijón durante una discusión por drogas

Un coche patrulla pasa por la esquina en la que tuvo lugar la agresión. / JUAN CARLOS TUERO
Un coche patrulla pasa por la esquina en la que tuvo lugar la agresión. / JUAN CARLOS TUERO

Ambos fueron detenidos por la Policía en Marqués de San Esteban. La víctima, de 20 años, tenía cortes en la espalda y un antebrazo

PABLO SUÁREZGIJÓN.

Ocurrió pasadas las cuatro y media de la madrugada de ayer. Varias personas alertaban a la Policía de que dos jóvenes habían iniciado una pelea en la calle Marqués de San Esteban. Inmediatamente, una patrulla de agentes se personó en la zona, donde pudo comprobar como, en mitad de la calle, uno de los jóvenes, subido sobre el otro, no dejaba de darle puñetazos. Al percatarse de la presencia policial, ambos trataron de huir del lugar de los hechos, tras lo que fueron interceptados por los agentes, que procedieron a su identificación. Fue en ese momento cuando los policías se percataron de que uno de los jóvenes, de 20 años y vecino de Gijón, presentaba varios cortes sangrantes en la zona de la espalda y en el antebrazo, realizadas con un objeto punzante que no pudo ser hallado.

El agresor, un joven de 17 años y vecino de Langreo, fue detenido inmediatamente, mientras que su compañero fue trasladado al Hospital de Cabueñes para ser tratado de las heridas, que si bien continuaban sangrando cuando fueron detectadas por los agentes, no parecían revestir excesiva gravedad.

Precisamente, tras cachear a este joven, la Policía le encontró un puño americano con el que presuntamente habría tratado de golpear al otro implicado. Una vez identificado, los agentes reparan en que el joven tiene vigente una privación de tenencia de armas, por lo que proceden a su detención una vez es dado de alta en el hospital.

Por su parte, el menor, vecino de Langreo fue puesto en libertad y citado en presencia del Fiscal de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Ambos jóvenes no quisieron denunciar los hechos y rehuían dar explicaciones a la Policía porque, al parecer, la discusión y posterior pelea estuvo motivada en un problema de drogas. Según varios testigos, la trifulca se habría originado después de que al mayor le hubiera sido intervenida una dosis de cocaína, algo que su compañero le recriminó, dando comienzo a la pelea.