El Supremo falla que Mercedes Chacón falsificó la firma del dueño de Celuisma

El Supremo falla que Mercedes Chacón falsificó la firma del dueño de Celuisma
Mercedes Rodríguez Chacón muestra varios autos judiciales. / JOSÉ SIMAL

Tras anularse el primer juicio por «no haber tenido un tribunal imparcial», ahora ha sido condenada a cuatro meses y medio de cárcel

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de cuatro meses y medio de prisión para Mercedes Rodríguez Chacón por falsificar la firma de Manuel Celestino Fernández Espina, propietario del holding empresarial Celuisma, para intentar heredar parte de su millonario patrimonio. Es la segunda vez que el procedimiento judicial abierto contra la mujer llega al alto tribunal. En la primera, el Supremo anuló la resolución de la Sección Octava de la Audiencia Provincial al considerar que no había tenido un juicio imparcial.

La segunda vista oral se celebró el pasado mes de febrero con otros magistrados, pero con el mismo resultado. Consideraron probado que falseó la firma del fallecido, quien durante años, según su versión, fue su compañero sentimental.

Aportó ante los jueces un documento en el que Manuel Celestino la autorizaba a gestionar una ganadería de su propiedad en Quintueles. Su intención era, supuestamente, obtener una parte de la cuantiosa herencia, que recaía en su hermano ya que su pareja no tenía hijos.

«Es rotundamente falso que yo escribiese esa firma con su nombre, lo hizo él cuando ya estaba muy malo y para que yo fuese a presentar una denuncia en la Guardia Civil porque nos estaban robando en la ganadería. Al final no acudí al cuartel y ese papel lo presenté entre otros muchos que entregaron mis abogados por el tema de la herencia», defendió la acusada durante el juicio.

La mujer intentó acreditar su supuesta relación sentimental con Manuel Celestino explicando que hacían «vida marital social y notoria, hasta el punto que yo entregaba premios del concurso hípico de Las Mestas en calidad de mujer del presidente de Celuisma. Para mí, era mi marido y para él yo era su esposa», dijo ante el juez.

Ni la fiscalía ni la acusación particular, ejercida por el hermano y socio del finado, creyeron la versión de Mercedes Rodríguez Chacón. El ministerio fiscal solicitaba para ella una condena de un año y medio de cárcel al considerarla autora de la firma falsa. La acusación particular elevaba la petición de condena a tres años y medio de cárcel. Manuel Celestino Fernández Espina tenía una inmensa fortuna. Emigró siendo joven a Colombia y, treinta años después, él y su hermano eran propietarios de 23 hoteles en España y América Latina. A los de Asturias (Pathos, en Gijón, y Marsol, en Candás) se suman los de Madrid, León, Cantabria y Galicia. El holding contaba con complejos turísticos en Cartagena de Indias (Colombia), Cancún (México), Ciudad de Panamá, Isla Margarita (Venezuela) y República Dominicana, entre otros. En 2005 llegaron a tener su propia flota de aviones y dieron el salto al sector aeronáutico con Air Asturias. Murió sin descendencia y, presuntamente, tras haber mantenido una relación de años con Mercedes Rodríguez Chacón, extremo que niega su familia.

El Supremo no solo se pronunció sobre el aspecto penal, sino que le reconoció a la mujer el 'more uxorio', es decir, la relación de convivencia, por lo que abre la posibilidad de litigar por una pensión de viudedad. Sin embargo, el máximo tribunal le denegó la indemnización que solicitaba por daños y perjuicios al haber sido excluida de la herencia. Solicitaba el 50% del haber hereditario que superaba los 600.000 euros. El empresario falleció en 2010 y su fallecimiento dio paso a un intrincado procedimiento judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos