Metropolitan inicia la ocupación de los 15.000 metros cuadrados que explotará en el Chas

Vallado interior que se está instalando para diferenciar la zona de cesión de uso para Metropolitan y la que queda para el Chas. / ARNALDO GARCÍA
Vallado interior que se está instalando para diferenciar la zona de cesión de uso para Metropolitan y la que queda para el Chas. / ARNALDO GARCÍA

Tramita ya la licencia para reparar la vieja piscina y ponerla operativa este mismo verano. También proyecta la construcción de tres pistas de pádel

MARCOS MORO / ANDRÉS PRESEDO GIJÓN.

El Chas quedará en breve partido por la mitad. La cadena de gimnasios Metropolitan ha iniciado la ocupación de los 15.000 metros cuadrados que explotará en la parte de instalaciones deportivas y no hípicas del club. Esto se ha empezado a visualizar con el vallado del interior para diferenciar la zona de cesión de uso a Metropolitan con la que queda para uso exclusivo de los socios del Chas (los equipamientos hípicos y la galería de tiro). Esta segunda parte comprende unos 45.000 metros cuadrados incluyendo la parcela en litigio con el Ayuntamiento que la directiva actual quiere comprar y donde el club tiene actualmente instalados boxes portátiles, imprescindibles para la realización de concursos hípicos.

El vallado que se ha empezado a instalar desde hace unos días es visible desde la zona exterior. Sobre todo, por la parte donde está la antigua guardería, es decir, por atrás.

El presidente del Chas, Jesús Kocina, explica que «el vallado es de ambas entidades para evitar el acceso a no socios». En las próximas semanas se instalará un torno de control de acceso como el del Grupo Covadonga y se va a abordar la digitalización de los carnés. No obstante, el nuevo reparto de espacios e instalaciones conllevará, no obstante, accesos diferenciados. Kocina quiere abrir otro acceso para las instalaciones hípica desde la avenida de Albert Einstein, diferente a la entrada de siempre, la existente, que quedaría para Metropolitan de forma exclusiva.

Se proyectan accesos diferenciados con uno en Albert Einstein solo para la hípica y el tiro La sede social central será compartida, aunque el Chas tendrá un espacio exclusivo La nueva sociedad gestora solo ha vendido 48 acciones a veinte socios titulares

La cadena de gimnasios, con sede central en Barcelona, ha solicitado licencia al Ayuntamiento para acometer dos obras a corto plazo en los terrenos que gestionará por un periodo mínimo de 25 años con posibilidad de otros 15 si, llegado ese momento, hay mutuo acuerdo entre Metropolitan y el Chas. Por un lado, ha pedido permiso para reparar la vieja piscina (la más grande de las dos existentes) y pretende tenerla operativa este mismo verano y equiparla con una terraza para sus socios. El problema es que la pileta tiene una maquinaria de unos 40 años y su puesta el día requiere un importante desembolso.

La otra inversión más inmediata que Metropolitan quiere acometer en su expansión fuera de los bajos de El Molinón es la construcción de tres pistas de pádel. En principio, parece que estas nuevas instalaciones se ejecutarían donde se encuentran las actuales pistas de tenis, muy deterioradas, de hecho, casi abandonadas.

Obras menores en curso

Metropolitan guarda de momento con sumo recelo la información sobre su expansión en terrenos de Castiello de Bernueces. Es su política de comunicación. Sin embargo, ya ha empezado a ejecutar obras menores en la parcela cuyo uso tiene cedido por convenio desde el pasado mes de septiembre. Están haciendo, por ejemplo, arreglos y mejoras en los vestuarios de las instalaciones deportivas que pretenden mejorar y potenciar.

Jesús Kocina asegura que los socios del Chas podrán utilizar libremente la parte de instalaciones controladas y explotadas por Metropolitan, mientras otros socios enfrentados a él sostienen que en ningún caso será así. El presidente de la entidad hípica también apunta que «la sede social central será compartida aunque el Chas tendrá un espacio exclusivo para sus socios».

Nueva sociedad gestora

Desde el pasado mes de marzo, porque así se aprobó en asamblea de socios, una nueva sociedad gestora ha asumido el mando de la parte de instalaciones hípicas que queda fuera del control de Metropolitan por un periodo de 45 años. Esta sociedad partía con un capital mínimo de 250.000 euros y por el momento, según ha podido saber EL COMERCIO, solo se han vendido 48 acciones, aunque solo una veintena de socios titulares han comprado, entre ellos el propio Kocina y el empresario del juego José Antonio Díaz Carbajosa. El resto son adquisiciones de familiares y allegados de esos veinte. Ahora se abrirá una segunda subasta durante un par de semanas a la que solo podrá acudir los que pagaron la primera.

La nueva sociedad de gestión, que romperá con el actual modelo presidencialista, subrogará a los actuales trabajadores, mantendrá obligatoriamente la hípica y el tiro, conservará las instalaciones en buen estado y no subirá a los socios la cuotas que ella cobrará por encima del IPC.

Demanda de Chas Pádel

Por otra parte, el Chas se volverá a enfrentar el 11 de abril a una de sus situaciones más complejas, y no han sido pocas, de los últimos años. Para ese día, según ha podido saber este periódico, está fijada la vista previa de la demanda presentada contra la entidad hípica por los responsables de la sociedad Chas Pádel, en la que piden que se condene al Chas a pagarles «en concepto de cláusula penal» la cantidad de un millón de euros por incumplimiento del contrato suscrito entre ambas partes el 30 de octubre de 2013.

El contrato en cuestión fue rescindido, de forma unilateral, por el actual presidente del Chas, Jesús Kocina. En el mismo, se cedía en uso por 25 años una importante franja de terreno en el interior del Chas, más en concreto al costado mismo de la avenida de Albert Einstein, para la construcción de pistas de pádel, obra que nunca se llegó a iniciar a consecuencia de los diferentes litigios entre ambas sociedades. Finalmente, Chas Pádel presentó una demanda contra el club hípico, que se cerró con sentencia firme a su favor de la Audiencia Provincial de Asturias, de fecha 25 de mayo de 2017. En ella se hacía constar textualmente la «estimación de la demanda presentada por Chas Pádel S. L» y se ordenaba «condenar a la demandada Club Hípico Astur (Chas) a elevar a escritura pública el contrato privado de fecha 30 de octubre de 2013, que se acompaña a la demanda, bajo apercibimiento de que, en caso contrario, se ejecutará mediante sustitución».

El Chas no cumplió la sentencia y, un año después, Chas Pádel presentó una nueva demanda para que la entidad le abone el millón de euros previstos en el citado contrato, que el próximo 11 de abril comenzará a dilucidarse. Tras la citada sentencia, los propietarios de Chas Pádel entraron en el terreno del Chas que el tribunal les adjudica, pero fueron desalojados por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, llamados por Jesús Kocina, que no reconoce esos derechos de los empresarios del pádel por esa parcela de 19.000 metros cuadrados.

Con la sentencia firme en su mano, Chas Pádel vuelve a reclamar ahora su reconocida indemnización, aunque el pago de la misma, caso de ratificarse el asunto de nuevo en los tribunales, podría corresponder ahora, según parece, a la sociedad Metropolitan, en función del acuerdo suscrito por el Chas con esta última, en el que se faculta a sus responsables a negociar con los dueños del Chas Pádel y, en caso de tener que llegar la millonaria indemnización, sería Metropolitan quien la debería de hacerla efectiva.