El Parque Tecnológico aspira a convertirse en un referente en el sur de Europa con su ampliación

Recreación del posible resultado de la ampliación de la Milla del Conocimiento con los terrenos de La Pecuaria y los futuros de la finca La Formigosa. / IMPULSA
Recreación del posible resultado de la ampliación de la Milla del Conocimiento con los terrenos de La Pecuaria y los futuros de la finca La Formigosa. / IMPULSA

La Milla del Conocimiento pretende duplicar su capacidad actual en los próximos 30 años

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

La Milla del Conocimiento aspira a duplicar su capacidad actual en los próximos treinta años con vistas a convertirse en uno de los distritos de innovación de referencia del sudoeste europeo. Un desarrollo que será posible gracias a la futura ampliación del actual Parque Científico -que ha llegado al máximo de su capacidad-, cuya hoja de ruta prepara la firma sevillana Taso Desarrollos, que ayer dio las primeras claves de su modelo de crecimiento para este enclave empresarial.

La aprobación del Plan General de Ordenación (PGO) dio luz verde a una expansión que prácticamente duplicará el espacio destinado a albergar empresas vinculadas con la sociedad del conocimiento. La expansión sumará 222.000 metros cuadrados de superficie bruta, entre los 132.000 de propiedad municipal y 90.000 de la finca de La Formigosa, todavía propiedad de la Seguridad Social y en vías de ser adquirida por el Ayuntamiento. Como referencia, la extensión del actual Parque Científico y Tecnológico, que cuenta con alrededor de 170 empresas, 4.000 empleos y 1.600 millones de facturación, es de 169.000 metros.

Esta operación irá más allá de una mera actuación urbanística. «No se trata de hacer una ampliación de réplica, sino renovar la Milla del Conocimiento para que se ajuste a todo lo que deberá ser durante los próximos veinte o treinta años», aseguró el gerente del Centro Municipal de Empresas (Impulsa), Rubén Hidalgo, durante la presentación de la estrategia de crecimiento para el entorno empresarial. Según el estudio realizado, el concepto de Parque Tecnológico pensado hace ya dos décadas debe evolucionar «de espacio-recinto hacia espacio-tejido», es decir, más abierto y con un carácter más urbano. «El parque debe convertirse en un distrito de innovación, aproximarse más a la ciudad y convivir con otros usos», indicó Miguel Rivas, de Taso Desarrollo. Tal y como plantea el estudio preliminar detallado ayer, la tendencia en cuanto a espacios de innovación es que «los recintos monofuncionales se transformen en formatos más abiertos, donde el uso dominante empresarial, tecnológico o de investigación puede intercalarse con otros usos culturales, educativos, lúdicos o incluso habitacionales».

Así, el concepto de ordenación de la futura Milla del Conocimiento se encuentra «más próximo al de un campus universitario» que incluya, como propuestas, la proyección de «un ágora de interacción, zonas comerciales y un gym».

La firma sevillana plantea asimismo construir un parking subterráneo que permita liberar suelo para destinarlo a la construcción de edificios que puedan albergar a las empresas.

Las soluciones inmobiliarias deberán ir parejas a «las demandas futuras de la Milla, que serán novedosas y tendrán básicamente que ver con startups que necesitan mayores superficies de oficina, de 500 o 1.000 metros cuadrados; un tipo de demanda que aún no se está ofreciendo en la ciudad».

Estos espacios deberán ser coherentes con la transformación digital de actividades y organizaciones, facilitar los nuevos métodos de trabajo en equipo y por objetivos frente al presencialismo, proveer de entornos comunes para la interacción y la innovación abierta, permitir la flexibilidad y la modularidad y ofrecer 'lobbies' multiusos que puedan servir, por ejemplo, como 'showroom' de productos o soluciones tecnológicas.

Expertos

Estas ideas preliminares se confrontarán con las opiniones de un panel de expertos nacionales e internacionales así como un análisis comparado de otros parques tecnológicos y se trabajarán con un grupo de agentes locales del entorno de la Milla del Conocimiento para afinar el modelo de crecimiento más idóneo para el ecosistema tecnológico gijonés.

Temas

Gijón